Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleados del Consulado en Sidney recurren al Defensor del Pueblo tras un mes de huelga

El personal laboral del Consulado de España en Sidney ha enviado al Defensor del Pueblo un escrito de queja en el que señala que, tras un mes de huelga para reclamar una subida salarial, ningún representante de la Embajada en Canberra ni del Ministerio de Exteriores se ha puesto en contacto con ellos para ofrecerles una solución.
Los trabajadores --ocho contratados con categoría de administrativo y auxiliar administrativo-- denuncian que llevan nueve años con los salarios congelados y cobran por debajo del mínimo legal del convenio australiano que les es de aplicación, según explican en el texto, al que ha tenido acceso Europa Press.
Australia, dicen, no ha sufrido la crisis económica que ha pasado España y la inflación acumulada desde 2009 es del 20 por ciento, y los salarios han crecido un 25 por ciento en el sector privado y un 36,4 por ciento en el público.
El personal consiguió que el año pasado se les actualizase el sueldo hasta el nivel del salario mínimo australiano. Fuentes de Exteriores aseguran que este año también se aplicará esa actualización.
Los sueldos del personal laboral en el Exterior no se negocian conjuntamente sino que se fija la retribución en función de las circunstancias de cada lugar.
Precisamente, los trabajadores de Sidney denuncian en su escrito al Defensor del Pueblo la falta de transparencia en estos salarios y aseguran que los auxiliares de la Embajada española en Canberra y en la Oficina Comercial y en el Instituto Cervantes tienen retribuciones "escandalosamente más altas". No obstante, dada la falta de transparencia admiten no tener pruebas de esa "sangrante discriminación".
Por otro lado, el sindicato CSIF ha escrito este jueves al embajador español en Australia y al ministro de Asuntos Exteriores para denunciar que la tramitación de visados "se está desviando para que sea realizada por otros trabajadores en lugares fuera del Consulado", cosa que "supone un claro atentado al derecho de huelga" y que no tiene nada que ver con el establecimiento de servicios mínimos.
La retribución del personal laboral en el exterior ha motivado huelgas en otras dependencias españolas en el extranjero, entre ellas la Embajada y los Consulados españoles en Argentina y la Embajada en Suecia.