Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empieza la reunión entre Puigdemont y los partidos soberanistas para abordar el referéndum

La reunión entre el presidente del Govern, Carles Puigdemont, y los partidos soberanistas para abordar la concreción de un referéndum ha empezado este lunes pasadas las 17 horas en el Palau de la Generalitat.
En representación del Govern también han asistido el vicepresidente, Oriol Junqueras; el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, y la portavoz y consellera de Presidencia, Neus Munté.
De los partidos, han ido la secretaria general de ERC, Marta Rovira; la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal; el secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin; el portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà, y el presidente de MES, Alfons Palacios.
Además, en representación de la CUP han acudido la diputada Anna Gabriel y la dirigente Natàlia Sánchez; el líder de JxSí en el Parlament, Jordi Turull, y el diputado del mismo grupo Lluís Llach.
HABLAR "CLARO"
En declaraciones a los periodistas antes de entrar en el Palau, Fachin (Podem) ha explicado que acude a escuchar al presidente, ya que su formación siempre le ha pedido aque hable "claro" sobre sus planes de un referéndum aunque no haya acuerdo con el Gobierno central.
Castellà (Demòcrates) ha expuesto que ha llegado "el momento" de que las fuerzas partidarias del referéndum se pongan de acuerdo con la fecha y la pregunta, y ha deseado que la reunión sirva para esto.
Ni los representantes de JxSí ni los de la CUP han querido hacer declaraciones y han asegurado que el momento de hablar será tras la reunión.
No ha asistido al encuentro ningún representante de Catalunya en Comú, el partido que lideran Xavier Domènech y Ada Colau, que esgrimen que para abordar esto debió convocarse el Pacte Nacional pel Referéndum, no un encuentro entre el Govern y los partidos.