Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Empate técnico" sobre la independencia de Cataluña: 45,1 en contra y 44,9 a favor

Banderas esteladasEfe

Un 45,1 por ciento de catalanes son contrarios a la independencia de Cataluña mientras que un 44,9 por ciento están a favor, un 7 por ciento no lo sabe, y un 2,9 por ciento no contesta, según una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat.

Según ha explicado en rueda de prensa el director del ente, Jordi Argelaguet, la diferencia entre partidarios y detractores de un Estado catalán es tan menor que se trata de una situación de empate técnico: "Es un empate técnico, un empate casi al estilo cupaire", ha ironizado en alusión a la célebre asamblea de la CUP que acabó en empate.
En el anterior sondeo, realizado en junio de este año, los partidarios de la independencia ganaban con un 47,7 por ciento, mientras que los contrarios eran del 42,4, lo que significa que los partidarios han perdido más de dos puntos en este período de tiempo.
En el anterior sondeo, realizado en junio de este año, los partidarios de la independencia ganaban con un 47,7%, mientras que los contrarios eran del 42,4%, lo que significa que los partidarios han perdido 2,8 puntos y los detractores los han ganado.
Este 44,9% de apoyo a la independencia es el nivel más bajo detectado por el CEO en el último año, durante el cual se han hecho cuatro barómetros con la misma cuestión, aunque los no independentistas no logran el porcentaje más alto del último año --fue en noviembre de 2015 con un 48,2--.
Argelaguet ha recalcado que el CEO mide el apoyo que registra la independencia con la pregunta '¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?', por lo que no mide qué votarían los ciudadanos en un referéndum sobre la secesión.
Sin embargo, asegura que esto datos permiten vaticinar que, si se convocara el referéndum, el resultado sería incierto y lo ganaría posiblemente la opción con más "capacidad de movilización".
"Tenemos una mitad que quiere la independencia y otra mitad que no la quiere. Esto es muy estable. No podemos descartar que pueda pasar algo que abra un diferencial. (...) Si hay votación, la batalla es quien consiga movilizar los suyos", ha destacado.
OTRAS OPCIONES
Ante la pregunta de 'Cree que Cataluña debería ser...', un 38,9% de los encuestados responde que un Estado independiente; un 24,1, una comunidad autónoma; un 23,2, un Estado dentro de una España federal; un 5,7, una región española; un 6,3 no lo sabe y un 1,8 no contesta.
Por electorados, destaca que SíQueEsPot tiene más federalistas entre sus votantes que el PSC: un 45,4% de los votantes de Lluís Rabell quieren una España federal; un 22,7, que Cataluña siga siendo autonomía, y un 19,2, que sea Estado independiente.
Entre los votantes de Miquel Iceta, un 40,3 quieren que Cataluña siga siendo una autonomía; el 36,4, un Estado federal; el 11, una región de España, e incluso registra un porcentaje de sus votantes que se declaran independentistas: el 8,4 por ciento.
Donde coinciden ampliamente los catalanes es que un 62,9% cree que Cataluña tiene un nivel de autonomía insuficiente; un 23,8 cree que es adecuado; un 5,3, que tiene demasiada autonomía; un 6,7 no lo sabe y 1,3 no contesta.
SE VIVIRÍA MEJOR
Según el sondeo, un 39,1% de catalanes considera que si Cataluña fuera un país independiente se viviría mejor, mientras que un 27,1 cree que se viviría peor que ahora; un 19,9, igual que ahora; un 12,8 no lo sabe y 1,1 no contesta.
La encuesta del CEO se hizo entre el 17 de octubre y el 3 de noviembre --en plena investidura de Mariano Rajoy--, participaron 1.500 personas --1.118 en Barcelona, 157 en Tarragona, 140 en Girona y 85 en Lleida—y tiene un margen de error de +-2,53.