Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos exempleadas de Emarsa dicen que entraron a trabajar "enchufadas" o "recomendadas" por el expresidente Enrique Crespo

La periodista Ana María Ríos y la abogada Leonor Moreno han explicado ante el tribunal del caso Emarsa que entraron a trabajar en la entidad pública "enchufadas" o "recomendadas" por Enrique Crespo, quien ocupaba entonces los cargos de presidente de Emarsa, vicepresidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Manises.
Ríos y Moreno se han pronunciado así en la cuarta sesión del juicio de Emarsa, caso en el que se ha investigado un presunto desfalco de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo (Valencia). Los encargados de abrir las declaraciones de los acusados han sido las nueve personas que han reconocido los hechos y han llegado a una conformidad con la Fiscalía.
Ríos ha explicado en su intervención que cuando trabajaba en el Ayuntamiento de Manises, y tras volver de una baja de maternidad, se fue al paro y "al tiempo" la llamó Crespo, su jefe, para comentarle que había un puesto vacante para ella en Emarsa y si le interesaba. Al responderle que sí, este le dijo que se pondría en contacto con ella el exgerente de la entidad, Esteban Cuesta.
Por su parte, Moreno ha indicado que también estaba empleada en el consistorio de Manises, en el área de la Casa de la Cultura, y que estuvo un tiempo de baja médica. Al regresar, su puesto se le había otorgado al hermano de Crespo, a Carlos, con lo que le dijo que le buscaría algo en algún despacho de abogados. Finalmente, ha dicho, Crespo le señaló que se pondría en contacto con ella Cuesta para un trabajo en una mercantil, Llar Calzada. De ahí, pasaría posteriormente a Emarsa.