Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Echenique responde a los críticos con el pacto en C-LM: Gobernar con el PSOE no contradice los principios de Podemos

Recuerda que las bases del partido en Castilla-La Mancha han apoyado el acuerdo con el PSOE "con bastante contundencia"
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha defendido que la decisión de entrar en el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha no contradice los principios de su formación, como denuncia la corriente anticapitalista, el sector más a la izquierda del partido. Además, ante su petición de abrir un debate al respecto, el dirigente 'morado' ha señalado que esta discusión "siempre ha estado encima de la mesa".
"Yo no creo que sea algo que vaya en contra de lo que nosotros pensamos. Siempre hemos dicho que venimos a gobernar, que queremos gobernar", ha asegurado en declaraciones a Europa Press, al ser preguntado por las críticas manifestadas por los principales representantes de los anticapitalistas: el eurodiputado y dirigente Miguel Urbán y la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez.
GOBERNAR TIENE SUS RIESGOS PERO TAMBIÉN VENTAJAS
En este sentido, Echenique ha defendido que la decisión no supone un giro en sus planteamientos, no sólo porque su objetivo siempre ha sido convertirse en fuerza de gobierno, sino porque cada vez son más conscientes de que, aunque "desde el Parlamento se pueden hacer muchas cosas", el poder del Gobierno es mucho mayor, ya que tiene capacidad de veto.
"Eso hace que los riesgos de entrar en un Gobierno conjunto con el PSOE existan, pero también algunas ventajas que veremos cómo se desarrollan", ha señalado el responsable de Organización, que este jueves asistió a la toma de posesión de los nuevos consejeros de Podemos del Gobierno castellanomanchego de Emiliano García-Page.
Por todo ello, Echenique ha defendido que se trata de un debate que "siempre" ha estado encima de la mesa en Podemos. "Entrar en un Gobierno tiene cosas buenas y cosas malas, por eso es un debate que ha estado permanentemente en nuestra organización", ha insistido.
"De hecho, se planteó en Baleares mucho antes de que se planteara en Castilla-La Mancha. Como en Castilla-La Mancha ha tenido más recorrido y ha acabado pasando, ha centrado mucho más el debate, pero cuando en Baleares se empezó a hablar hace meses tampoco tuvo tanto revuelo", ha argumentado.
"NO SE TRATABA DE UN TABÚ O DE ALGO IMPOSIBLE DE MENCIONAR"
En esta línea, Echenique ha asegurado que ya se abordó este debate tras las elecciones autonómicas de 2015 en cada una de las Comunidades en las que Podemos tuvo la posibilidad de investir presidentes socialistas. "No se trataba de un tabú o de algo imposible de debatir o mencionar", ha apuntado.
"Siempre estuvo encima de la mesa porque allí donde apoyas la investidura de un PSOE en minoría, cualquiera que sume dos más dos se da cuenta de que hay otra posibilidad que es entrar en el Gobierno. Se debatió en todas partes y no hubo ningún llamamiento a la homogeneidad a no hacerlo, sino que en cada territorio se decidió hacer más o menos lo mismo", ha enfatizado.
En todo caso, el dirigente 'morado' ha restado peso a la contestación interna y ha señalado que es "lógico" que tenga lugar. Eso sí, ha defendido que, aún "valorando y entendiendo el debate", las bases en Castilla-La Mancha se expresaron "con bastante contundencia".
"En estos momentos hay un sentimiento en la ciudadanía de que hay que intentar colaborar entre diferentes. La gente nos pide que lleguemos a acuerdos con el PSOE", ha destacado.