Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA marca como prioridad "la repatriación" de los presos al País Vasco

ETA ha hecho público un comunicado en el que asegura que la prioridad de 'Euskal Herria' debe ser la "repatriación y el regreso a casa de los presos". La organización terrorista también ha asegurado que el Estado pretende generar resignación y dudas sobre la resolución del conflicto y que la "independencia es una reivindicación de plena actualidad". Además ha afirmado que la élite política y económica quiere levantar un muro frente al cambio.

En un comunicado publicado este domingo por el diario 'Gara', la banda apuesta por 'Euskal Bidea', la 'Vía vasca' de EH Bildu "abierta, adaptada a la situación actual, factible y democrática". A su juicio, es "imprescindible interiorizar el momento histórico" que se vive y ha emplazado a que "la dimensión de la agresión estatal no oculte la opción que existe para el cambio".
ETA dice que en "la resolución de las consecuencias del conflicto", el Estado "pretende generar resignación y dudas respecto al desarrollo del proceso". "La forma más efectiva de escapar de ese cepo es fortalecer el propio proceso de liberación", ha añadido, para señalar que "la tarea prioritaria en Euskal Herria debe ser la repatriación y el regreso a casa de los presos, cuya situación ha llegado incluso a la agenda internacional gracias a la iniciativa 'Arnaldo Otegi askatu, euskal presoak etxera'".
En este domingo, en el que se celebra el Aberri Eguna, destaca que "Euskal Herria pervive y sigue queriendo ser libre a pesar de estos siglos de negación y de castigo desproporcionado", y asevera que "la independencia es una reivindicación de plena actualidad".
Tras señalar que España y Francia tienen "la pretensión mezquina y antidemocrática" de desactivar la condiciones de cambio que, a su juicio, se están produciendo, porque "no han hecho otra cosa que sabotear la opción de resolver el conflicto y acrecentar la imposición", subraya que también ve inmersos en esa estrategia a agentes vascos. "Hay una élite política y económica que quiere levantar un muro frente al cambio. Y lamentablemente los dirigentes del PNV se han sumado", asegura.