Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA podría anunciar antes de final de año un proceso paulatino de entrega de armas

Foto de archivo de tres miembros de ETA anunciando el cese de la violenciaEFE

Políticos vascos, especializados en el seguimiento de los distintos movimientos de la banda terrorista ETA y de los presos etarras, creen factible que la organización criminal anuncie antes de finales de año un proceso paulatino de desarme, sin contar ni con el Gobierno español ni las instituciones vascas, sino a través de un organismo internacional.

También apuestan porque por primera vez el colectivo de presos etarras acepte el Reglamento penitenciario y pueda acogerse a medidas penitenciarias individualizadas, después del rechazo del Gobierno a negociar soluciones colectivas para los reclusos, según informaron a Europa Press en los citados ámbitos políticos.
No obstante, fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press, dicen que la izquierda abertzale es la primera interesada en que ETA dé ese paso. Sin embargo, explican que aunque no descartan algún gesto simbólico, ponen en cuarentena esos posibles pasos determinantes de la banda y de sus presos, aunque recuerdan que ETA tiene que hacer algo, puesto que la Comisión de Verificación Internacional, presidida por Ram Manikkalingam, ha dado a la banda de plazo hasta septiembre para que haga anuncios sobre el desarme.
COMISION VERIFICACIÓN
En caso contrario, la citada Comisión ha anunciado a través de canales reservados que se disolvería y daría por concluida su mediación, lo que dejaría a la banda terrorista sin un referente internacional.
La banda anunció el 20 de octubre de 2011 el cese definitivo de la violencia, sin que en ese tiempo hayan conseguido avanzar en sus reclamaciones frente al Gobierno central, con el que querían negociar tanto su desarme como la situación de presos y huídos, además de otras exigencias históricas como la salida de las Fuerzas de Seguridad del País Vasco.
Este análisis, sus cálculos, además de los contactos con la Comisión de Verificación, llevan a las mencionadas fuentes políticas vascas a inclinarse porque la banda terrorista hará ese anuncio de desarme paulatino antes de final del año, apoyándose en algún organismo internacional, aunque sin dar un calendario cerrado.
También piensan que puede haber novedades relevantes en cuanto a la política penitenciaria, una vez que ha fracasado el intento de la banda terrorista de negociar con el Gobierno central una salida colectiva para sus presos.
Sobre este asunto, los presos tienen pendiente responder a las recomendaciones realizadas por el Foro Social en las que se planteaba la vía de la reinserción individual.
Fuentes de la lucha antiterroristas recuerdan en este sentido que los presos etarras llevan meses discutiendo la posibilidad de pedir el acercamiento a cárceles del País Vasco de manera individual, pero planteada como una decisión colectiva, para lo que todavía no tienen autorización de la banda, por el temor de ésta a que si abre la vía de la reinserción invidual la banda terrorista pierda el control de las cárceles.