Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos nuevos detenidos en la operación contra ETA en Francia

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado en el Congreso que los titulares de la vivienda de Ossès (sur de Francia) donde fueron detenidos este martes dos presuntos miembros de ETA -Joseba Íñaki Reta y Javier Goienetxea- también están arrestados, con lo que se eleva a cuatro el total de detenidos hasta ahora en esta operación. Fernández Díaz ha asegurado que "de lo poquísimo" que queda de ETA "esta sería la operación más importante" al desarticular en menos de un año el aparato logístico creado tras la detención de Izaskun Lesaka y ahora, ha añadido, "sólo le quedan los presos".

En declaraciones en los pasillos del Congreso, el ministro de Interior ha explicado que hasta que no se practiquen todas las pruebas de verificación no se podrá confirmar la identidad de los dos hombres detenidos.
Con estas cuatro detenciones serían ya 152 los detenidos en toda la Legislatura, según Fernández Díaz, quien considera que esto pone de manifiesto que el Gobierno seguirá trabajando hasta la disolución de la banda "por las buenas o por las malas" de "iuri o de facto".
El ministro considera que "de lo poquísimo que le queda a ETA esta operación sería la más importante". En este sentido, recuerda que hace un año, el 20 de julio de 2014 y tras el descabezamiento del aparato logístico de ETA en Francia, los terroristas anunciaron "la creación de una rama logística con la que intentarían mantener los zulos con armas y explosivos y los dispositivos necesarios para dotar de documentación a los refugiados y huidos y para todo lo que hace referencia al robo de vehículos y matrículas".
"Esa rama logística la dirigían estas dos personas que han sido detenidas", apostilló y añadió que esto significa que "menos de un año después de haber creado esa rama que sucedía al antiguo aparato logístico la hemos descabezado también y así vamos a seguir de manera implacable desde el Estado de Derecho hasta la disolución final de ETA".
"Así continuaremos hasta que ETA asuma que no va a haber negociación con el Gobierno y que asuma que es mejor que antes se disuelva, que reconozcan que forma parte de un trágico pasado y que el Estado de derecho va a aniquilarlo", añadió.
Ante la pregunta de qué es lo que le queda ahora a la banda terrorista ETA, el ministro dejó claro que "lo que le quedan son los presos" y en su opinión, "lo que están esperando es un cambio de Gobierno porque saben que con éste no pueden esperar nada de negociación" ya que el actual Ejecutivo va a seguir aplicando todo lo necesario para la "extinción final" de ETA y "la puesta a disposición de la justicia de todos sus integrantes".
Para Fernández Díaz, la banda se encuentra en "estado comatoso", un "cadáver" al que solo le falta "expedir el certificado de defunción, que sería que reconociera su disolución". En este sentido, aclara que la operación de ayer demuestra que "no necesitamos intermediarios, que con la Guardia Civil, la Policía y la colaboración francesa nos basta y nos sobra para hacernos todo el material de la banda".
El ministro señaló que este Gobierno ha hecho operaciones "importantísimas" y recordó operaciones como la llevada a cabo contra el aparato de coordinación de los abogados que era, dice, "el tentáculo que unía a ETA con el EPKK encabezado por Arantza Zulueta y Jon Emparanza". "También la operación Jaque, la operación Mate, el descabezamiento del aparato logístico militar con la detención de Izaskun Lesaka y después con la articulación simultánea de los tres taldes que componían ese aparato logístico".