Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC augura un lleno absoluta en la conferencia de Puidemont en Bruselas, a la que irán diplomáticos

Reprocha a González Pons que en el PP está "la extrema derecha"
El eurodiputado de ERC, Jordi Solé, ha afirmado este lunes que prevé la asistencia de eurodiputados y de representantes del cuerpo diplomático al acto del presidente catalán, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriores, Raül Romeva, "pese a las llamadas al boicot" que considera que se están haciendo.
En una rueda de prensa acompañado por el portavoz del partido, Sergi Sabrià, Solé ha confirmado que la sala, con una aforo para 350 personas, presentará un lleno absoluto y que también asistirán personas vinculadas a la comunidad catalana y "los principales medios de comunicación"
Ha subrayado que el objetivo de la conferencia que han organizado los eurodiptuados de ERC, él mismo y Josep María Terricabras, con el del PDeCAT, Ramon Tremosa, tiene el "único objetivo" de informar a los presentes de los motivos de la reivindicación de un referéndum en Cataluña.
"Tiene como único objetivo explicar por qué en este país hemos llegado a tener una mayoría en el Parlament independentista, con un Govern que quiere dar la voz a la ciudadanía", ha explicado Solé, que ha destacado que la conferencia es un acto de normalidad y que será un éxito.
En ese sentido, ha replicado al eurodiputado del PP, Esteban González Pons, que es una "falta de respeto decir que la conferencia es como un encuentro de bar", y ha lamentado que se interprete que están adoptando posiciones de extrema derecha.
"Él sabe bien lo que es virar a posiciones de extrema derecha porque lo tiene dentro de su partido", ha criticado, y ha asegurado que el proceso catalán se seguirá expresando en todos lados.
Solé, que es el sustituto del exeurodiputado republicano Ernest Maragall, pretende defender desde el escaño en el Europarlamento a "un país que quiere votar y que lo hará como muy tarde en septiembre".
"Un país que quiere seguir formando parte del proyecto europeo pero hacerlo directamente, y eso sólo se puede hacer siendo un Estado miembro", ha dicho, y ha reiterado que defenderá el derecho de los catalanes a decidir.
También se ha mostrado dispuesto a luchar contra los populismos y contra "el aumento de las fuerzas eurófobas", y defender una Europa integrada y justa, trabajando contra los abusos fiscales.