Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide activar la comisión de secretos del Congreso, pero nadie le da una fecha para votar a sus miembros

Esquerra Republicana (ERC) ha pedido este jueves en la Junta de Portavoces del Congreso que se constituya la Comisión de Gastos Reservados donde se tratan los asuntos clasificados como secreto, un órgano que tradicionalmente se crea al inicio de cada legislatura y cuyos componentes, uno por grupo, deben ser elegidos por el Pleno del Congreso, un tramite que seis meses después sigue sin fecha.
El portavoz de ERC, Joan Tardà, ha explicado que a su formación le "preocupa" este asunto porque, hace dos legislaturas, cuando los republicanos estaban en el Grupo Mixto, el PP vetó su entrada en este órgano. "Fuimos damnificados y víctimas", ha recordado, denunciando que no recibieron "mucha ayuda" de otros grupos parlamentarios y dejando entrever su temor a que ahora, pese a contar con grupo propio en el Congreso, intenten vetarles también.
Concretamente, en la Legislatura del 2011-2015 --en la pasada no dio tiempo siquiera a constituir la Comisión de Gastos Reservados--, el PP, que tenía mayoría absoluta, se negó a permitir la entrada de los tres candidatos que ERC puso encima de la mesa, en nombre del Grupo Mixto, alegando que los independentistas catalanes podían trasladar la información reservada a los miembros de la coalición abertzale Amaiur, que integra a los herederos de la antigua Batasuna.
De acuerdo con el Reglamento de la Cámara Baja, los diputados autorizados para acceder a secretos oficiales deben ser elegidos por el Pleno del Congreso y contar con un respaldo de al menos tres quintos (210 diputados) en una votación secreta mediante papeleta en urna. Sólo puede entrar uno por grupo parlamentario, que habitualmente es el portavoz.
SE NECESITA PACTO Y APOYO EXTERNO
Es decir, los pactos son imprescindibles para poder acceder a este selecto club donde se tratan los secretos oficiales y que debería reunirse una o dos veces al año para recibir información del responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y para que los ministros que gestionan gastos reservados den cuenta de los mismos, una vez aprobados por Presupuestos Generales del Estado.
Fuentes parlamentarias ha informado a Europa Press, que ante la petición de Tardà, la mayoría de los portavoces le han recordado que la creación de la Comisión de Secretos está supeditada a un acuerdo entre los grupos y han asumido que tendrán que ponerse manos a la obra, pero no han hablado de ninguna fecha concreta.