Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El duro camino que separa a Artur Mas de la investidura

Después del “varapalo” electoral de CiU en las autonómicas catalanas, ahora comienza un complicada etapa para Artur Mas.  Si el presidente en funciones de la  Generalitat quiere volver a ser investido en el cargo necesitará el 'sí' de ERC, PSC o PP. Los populares ya han advertido de que no pactarán con Convergencia. Desde Esquerra Republicana, segunda formación más votada, están dispuestos a ayudar a Mas pero “depende de sus condiciones”.

En caso de no conseguir los apoyo necesarios enla primera y tener que ser investido en la segunda vuelta con mayoría simple, el escenario se le complicaría ya que necesitaría la abstención de al menos dos de estos tres grupos, los más grandes tras el de CiU.
Con un Parlamento catalán más fragmentado que en la anterior legislatura, el escenario para la investidura dista mucho del de 2010, ya que entonces los 62 diputados de CiU y los 28 del PSC permitieron a Mas ser presidente con solo la abstención socialista, en segunda votación, que requería mayoría simple.
Si Mas fracasa ahora en sus dos primeros intentos de ser investido, tendrá dos meses para repetir el proceso sucesivamente, tras los cuales, si no logra ser elegido, el Parlamento autonómico debería disolverse y el presidente debería convocar de nuevo elecciones.
El pacto con el PP "prácticamente imposible"
La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha considerado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tiene un panorama de pactos "muy complicado" tras los resultados de las elecciones catalanas.
Sánchez-Camacho, ha considerado que es "prácticamente imposible" que pacte con los populares, y ha recordado que cuando pactaron con la federación para garantizar la gobernabilidad recibieron a cambio "deslealtades permanentes" e incumplimientos de los acuerdos.
Esquerra, “depende de las condiciones”
Esquerra Republicana, tampoco está dispuesta a ceder sus votos fácilmente. El portavoz en el parlamento de la segunda fuerza más votada, Alfred Bosch, ha explicado a Informativos Telecinco, que ayidaran a CiU “depende de sus condiciones”.
Bosch asegura que “es básico que siga adelante el referéndum sobre la independencia” para que Mas tenga el apoyo de Esquerra.
El ‘si’ o la abstención de dos grupos para sacar el presupuesto
La fragmentación de la Cámara también pasará factura a CiU a la hora de aprobar los próximos Presupuestos, ya que en los dos últimos años le ha valido la abstención del PP y ahora, si nadie le da el 'sí', necesitará la abstención de al menos dos grupos.
El Parlamento que ha salido de las elecciones del fin de semana se tiene que constituir en el plazo de 20 días hábiles, y el pleno de constitución donde se elegirá la nueva Mesa de la Cámara deberá convocarlo el propio Mas.