Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech avisa de que no puede durar "meses" el momento de redefinición estratégica de Podemos

Reclama que cada territorio debe decidir libremente si quiere constituirse como nación
El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavi Domènech, ha manifestado este jueves que el partido a nivel estatal se encuentra en un "cambio de ciclo" y, por tanto, en un momento de "redefinición estratégica" que, si bien ha admitido que "no va a hacerse en dos días", considera que no puede durar "meses".
En la mesa de 'Plurinacionalidad y proceso constituyente' de la Universidad de Podemos, Domènech ha explicado que el "primer ciclo" de Podemos, el vivido entre el movimiento 15M de 2011 y el momento actual, ha sido "intenso y extraordinario", pero que ese primer impulso se encuentra en un momento de "redefinición estratégica".
Pero aunque ha reconocido que un cambio de esta magnitud y la concreción de una nueva estrategia no se va a llevar a cabo en "dos días", sí ha advertido de que el partido no puede pasarse "meses" debatiendo y decidiendo.
"PROCESOS CONSTITUYENTES" EN LAS CCAA
En su opinión, Podemos no debe descuidar el objetivo de abordar la defensa y la construcción del Estado plurinacional a través de un "proceso constituyente" que, de hecho, deben ser varios "procesos constituyentes" en las comunidades autónomas.
Domènech considera que "el régimen de 1978" se forjó sobre una concepción de España como un "Estado-nación", como si "sólo hubiera una nación de referencia para todos sus ciudadanos, cuando en realidad muchos ciudadanos comparten varias naciones de referencia". "El Estado no se adecua a esa realidad", ha lamentado.
Para el líder de En Comú Podem, "el régimen del 78 está en crisis" y es necesario "discutir absolutamente todo" con el objetivo final de construir un Estado de "soberanías compartidas" para "superar la idea del Estado-nación del siglo XIX".
Eso sí, ha dejado claro que cree que cada "proyecto de nación" de ese proceso constituyente debe construirse y abordarse desde el propio territorio, y no desde el Estado, por lo que cada territorio debe decidir libremente si quiere constituirse o no como nación.