Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Diputación Permanente se reunirá el próximo jueves para decidir si hay un Pleno del Congreso sobre el Yak

La presidencia del Congreso, Ana Pastor, ha convocado para el próximo jueves día 18 la reunión de la Diputación Permanente en la que, entre otros asuntos, decidirá si se celebra un pleno extraordinario para que el Gobierno dé cuentas del informe del Consejo de Estado sobre el accidente del Yakovlev 42, sea con explicaciones del presidente Mariano Rajoy o de la ministra María Dolores de Cospedal.
La fecha ha sido adelantada por el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, que también ha anunciado tres próximas comparecencias de ministros: el lunes Cospedal hablará del informe del Yak; el miércoles la titular de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, estará en la Comisión de Cambio Climático, y en próximos días se pondrá fecha al ministro de Ecionomn ía, Luis De Guindos.
Tras reunir a la Mesa del Congreso, que este miércoles dio trámite a las peticiones de la oposición para convocar la Diputación Permanente, Ana Pastor abrió una ronda con los portavoces de los grupos parlamentarios para poner fecha a esa reunión.
A PETICIÓN PROPIA Y DE LA OPOSICIÓN
Una vez que se conoció el informe del Consejo de Estado que señala la responsabilidad del Ministerio de Defensa, que entonces dirigía Federico Trillo en aquel accidente aéreo, tanto el PSOE como Unidos Podemos, Ciudadanos y Esquerra Republicana (ERC) solicitaron la comparecencia de Cospedal en la Comisión de Defensa, ante lo cual la ministra pidió acudir a la Cámara 'motu proprio'.
Después, el PSOE decidió que esa comparecencia debía celebrarse en el Pleno del Congreso y no en la comisión. A tal fin, y como enero es un mes inhábil según la Constitución, los socialistas registraron una solicitud para reunir a la Diputación Permanente y aprobar la convocatoria de una sesión plenaria extraordinaria para escuchar a Cospedal.
Este martes, Unidos Podemos, Esquerra Republicana (ERC) y Compromís dieron un paso más y solicitaron que sea el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien detallel al Pleno del Congreso qué actuaciones va a llevar a cabo el Ejecutivo para resarcir a las víctimas y los familiares de los 62 militares que murieron en el accidente de 2003.
Los firmantes de esta petición sostiene que Rajoy, que era vicepresidente del Gobierno cuando tuvo lugar el siniestro, "tiene la obligación de decir toda la verdad y de pedir perdón para que de una vez se haga justicia con las víctimas", en palabras del portavoz de Defensa de Podemos, Juan Antonio Delgado.
PP Y CIUDADANOS NECESITAN MÁS VOTOS
En la Diputación Permanente, el PP y Ciudadanos no pueden frenar solos la convocatoria de un pleno extraordinario pues necesitarían sumar los votos del PNV y el del diputado de UPN adscrito al Grupo Mixto.
Antes del paréntesis vacacional, los grupos parlamentarios ya pensaban reunir a la Diputación Permanente en la segunda quincena de enero para despachar todas las peticiones pendientes, pero no tenían intención de celebrar sesiones plenarias antes del 31 de enero.
La comparecencia de Rajoy y Cospedal no es la única solicitud de comparecencia que está sobre la mesa. Sólo el PSOE tiene pedidos a otros cinco ministros: Alfonso Dastis (Exteriores), para hablar de la situación de Trillo en la Embajada española en Londres; Fátima Báñez (Empleo) para dar cuenta de la situación de los refugiados y las pensiones; Cristóbal Montoro (Hacienda) para explicar el acuerdo de no disponibilidad del crédito por 5.400 millones de euros que adoptó el Consejo de Ministros en su última reunión; Juan Ignacio Zoido (Interior) para informar de las causas del aumento de la siniestralidad en las carreteras; y Dolors Montserrat (Sanidad) por su intención de aumentar el copago farmacéutico a los pensionistas con ingresos de más de 18.000 euros.