Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz pide agilizar la instrucción de los ERE para que los culpables "lo paguen"

Susana Díaz se perfila como principal opción para sustituir a GriñánInformativos Telecinco

La consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha considerado este viernes fundamental que se agilice la instrucción judicial del caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE) para que, cuanto antes, los culpables "lo paguen".

En declaraciones a la Cadena Ser , Susana Díaz, preguntada sobre si el caso de los ERE ha influido en la decisión del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de no optar a la reelección en las próximas elecciones autonómicas ha señalado tajantemente que "en absoluto".
Ha insistido en que hay que lamentar que la instrucción del caso "sea lenta", cuando lo que merece la sociedad es que, cuanto antes, se depuren responsabilidades y haya más agilidad en la justicia para que los que han obrado mal, "cuanto antes lo paguen, y ya vamos tarde en esto".
En relación con los veinte cargos y excargos de la Junta que la juez del caso, Mercedes Alaya, ha imputado en su último auto, Díaz ha manifestado que se trata de "personas honestas" a las que ni siquiera se les imputa un delito. Ha señalado que la inmensa mayoría de las personas que se dedican a la vida pública son honestas.
Asimismo, la consejera ha expresado que, lamentablemente, hay "demasiadas coincidencias entre momentos importantes para la política andaluza y los autos" de la juez, aunque ha apuntado que siempre será "respetuosa" con los procedimientos judiciales.
Díaz ha calificado de "correcta" la decisión de su viceconsejero, Antonio Lozano, uno de los cargos de la Junta imputado por la juez, de dejar sus funciones como secretario de actas del Consejo de Gobierno. Ha sido, según ha apuntado, lo "más conveniente y correcto", ante una posible citación de la juez, toda vez que esa función está sujeta a la confidencialidad.