Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Despedida por denunciar la corrupción en el Canal de Isabel II

Despedida después de trabajar más de veinte años en el Canal por denunciar la corrupción. Se enfrentó a cinco años de cárcel y pasó tres en los juzgados. Araceli, no quiere reproducir aquel calvario hoy ante los medios, por eso contamos su historia a través de la carta que se atrevió a enviarle a Ignacio González a finales de 2008.
Le contaba que había llegado a sus manos un manuscrito en el que se evidenciaba el desvío de fondos para financiar a una gran constructora. Nunca obtuvo respuesta, pero pronto comenzó a ser acosada, se le vetaron documentos relacionados con las obras. Ascendieron a Adrián Martín López, hoy en libertad bajo fianza, el director al que ella denunciaba, y a ella se la sancionó. Llegó la baja por ansiedad y finalmente el despido, considerado procedente por la justicia. La misma que no apreciaba indicios de delito en sus denuncias. El Canal finalmente le puso una querella por revelación de secretos, le pedían 5 años de cárcel y se quedó sola.
Meses antes de su denuncia había sido premiada por sus aportaciones sobre el uso del agua de riego en un concurso interno; Aunque el premio, un fin de semana en Londres para dos personas, tampoco llegó.
Se sabe también que el hermano del expresidente madrileño realizaba facturas ficticias a través de una empresa administrada por un empresario fallecido en 2013.