Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada en España e Italia una red de narcotráfico dirigida por la mafia calabresa

La Guardia Civil ha detenido a 46 personas en una operación contra una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína entre España e Italia. Entre los detenidos, 43 han sido arrestados en Italia y los otros tres en España, estos últimos de nacionalidad colombiana, china y panameña, uno de los cuales se encontraba por otros hechos en una prisión española y los otros dos residentes en la provincia de Málaga.
Según informa la Benemérita en un comunicado, durante la investigación se han intervenido en Italia 600 kilos de cocaína que llegaron a ese país ocultas en el interior de las estructuras metálicas de diversa maquinaria.
La operación tenía como principal objetivo la desarticulación de una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, blanqueo de capitales, extorsión y otros delitos tipificados en la legislación italiana como los de asociación mafiosa. La organización se dedicaba a la adquisición de drogas en España que era trasladada a Italia para su distribución, fundamentalmente en barrios de Roma.
La red criminal desmantelada se encuentra vinculada con individuos de
origen calabrés relacionados con el grupo criminal de la Ndrangheta
denominado 'Filippone' --Bianchino-- 'Petulla', asentado en la región
italiana de Calabria.
Para su principal actividad, el tráfico de cocaína, hachís y marihuana, los dirigentes de la organización realizaban frecuentes viajes a España donde concertaban reuniones con los intermediarios de las organizaciones de narcotráfico sudamericanas, poseedoras de la droga, con el fin de ultimar operativos de narcotráfico con destino final en Italia.
Durante la investigación se intervinieron en Italia 600 kilos de cocaína que llegaron a ese país oculta sen el interior de las estructuras metálicas de diversa maquinaria.
La red estaba estructurada en dos células, una con vinculación con la mafia calabresa, encargada de adquirir a través de los detenidos en España importantes cantidades de droga que llegaba a la península importada por organizaciones de narcotráfico sudamericanas, y otra,
establecida en barrios del extrarradio de Roma, dedicada a su distribución.