Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensas piden expulsar al PSPV como acusación por "intentar sacar rédito político" con la causa

Letrados solicitan que declare Alfonso Rus como testigo en el juicio y Cuesta alega indefensión por falta de recursos para su defensa
Las defensas de algunos acusados en la pieza principal del caso Emarsa, en el que se ha investigado un presunto desfalco de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo, han solicitado a la Audiencia que expulse del procedimiento al PSPV --acusación popular-- por actuar en esta causa "intentado sacar un rédito político" e incurriendo en un "populismo judicial".
Así se han pronunciado algunos de los letrados de los 24 acusados en Emarsa que este miércoles se han sentado en el banquillo, en el arranque de una vista que contará con más de 90 sesiones y que se prolongará probablemente hasta el próximo mes de diciembre.
En concreto, el letrado de Enrique Arnal, exdirector financiero de Emarsa, ha afirmado respecto a la situación del PSPV que "ya se encargará el Estado de corregir, mediante la extinción, este tipo de personaciones de acusaciones populares".
En esta línea, el abogado del exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), José Juan Morenilla, ha afirmado que la personación del PSPV como acusación "carece de interés objetivo". "Se trata de miembros de Emarsa, la Emshi o de ayuntamientos. Cargos electos por el PSPV que no vienen a título personal y no pueden actuar como acusación", ha dicho. El letrado del expresidente de Emarsa y exalcalde de Manises, Enrique Crespo, se ha sumado a estos argumentos.
Asimismo, diversos letrados han requerido la expulsión de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) como acusación particular. El letrado de Arnal ha expuesto a este respecto que esta entidad "tiene una identidad plena con Emarsa y con sus elementos personales, órganos directivos". También este abogado ha pedido la nulidad de documentación aportada por la Emshi a la causa, así como la enviada por Crespo, "obtenida sin custodia policial ni judicial".
En este sentido, el abogado del acusado Sebastián García, 'Chanin', exinformático en Emarsa, ha expuesto que la Emshi es una mercantil que "desde el principio ha tenido una relación tan estrecha con Emarsa que, incluso, se llegaban a confundir los cargos". "Al principio iban de la mano y luego Emshi se ha lanzado al ataque de Emarsa cuando las cosas no han salido bien. Se presenta como acusación para evitar que los temas le vayan salpicando", opina.
LOS ACUERDOS
Por otro lado, varios letrados de los acusados han reclamado que se cite a declarar al expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, como testigo en el procedimiento, y que se modifique el orden de las declaraciones y comparezcan primero aquellos acusados que han llegado a un acuerdo con la Fiscalía y que han reconocido los hechos. El objetivo es, según ha manifestado el abogado del exgerente de Epsar, José Juan Morenilla, "ejercer un verdadero derecho de defensa".
En relación con las conformidades, los abogados de los acusados que han pactado con la Fiscalía han reclamado al tribunal que se dicte una sentencia de conformidad para sus clientes antes de que comiencen a declarar los testigos en la vista.
Se han referido a la conocida causa de los trajes dentro del caso Gürtel en la que dos acusados, el exvicepresidente del Consell, Víctor Campos, y el exjefe de gabinete de Turisme, Rafael Betoret, aceptaron los hechos que se les imputaban y se dictó una sentencia de conformidad para ellos pese a que luego se celebró el juicio por este mismo procedimiento contra el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el ex secretario general del PPCV, Ricardo Costa.
Por su parte, la Fiscalía ha reclamado, al igual que el PSPV y la Abogacía de la Generalitat, que se cite a declarar como testigo al empresario de los lodos José Luis Sena, que ayer fue apartado de este procedimiento para juzgarle en una pieza aparte tras quedarse sin abogado de oficio.
CUESTA Y ROCA
El abogado del exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta, ha aprovechado su turno de palabra en las cuestiones previas para exponer varias razones de nulidad de la causa. Entre ellas, se ha referido a que su representado está "indefenso" porque no tienen recursos económicos para una "defensa digna".
Este letrado, designado por el turno de oficio, ha aseverado, además, que solo ha tenido 91 días para preparar el juicio --desde que se le designó la causa-- con lo que le ha sido "imposible" estar instruido "de forma tan exhausta como lo han hecho otros compañeros", con lo que entiende que concurre nulidad "en cuanto a igualdad de armas y en relación con un proceso con debidas garantías según la Constitución".
Por otro lado, el abogado del empresario Jorge Ignacio Roca, único en prisión en este procedimiento, ha solicitado, por un lado, la libertad para su representado, así como una habilitación de fondos para los abogados del turno de oficio que trabajan en esta causa. Sobre este último punto, ha indicado: "Pido que se me dé igual trato que al resto de abogados. Los mismos medios profesionales y económicos. Pido una habilitación de fondos de manera similar al despacho de Garrigues", ha apostillado.
Mañana continuará la vista de la pieza principal de Emarsa con más cuestiones previas y con la ausencia de Roca, quien ha solicitado ausentarse al encontrarse indispuesto, ya que tiene siete hernias, según ha manifestado. Volverá al juzgado con las declaraciones de los acusados, la próxima semana.