Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos, contra los nuevos empleos "desiguales" y "frágiles"

Las centrales sindicales UGT y CC.OO, han coincidido este martes en denunciar que pese a la bajada del desempleo en febrero en 13.538 personas el mercado laboral español está marcado por "la desigualdad", "la fragilidad" de la recuperación y la "enorme dependencia" de la economía española de las actividades turísticas, estacionales y de temporada.

Así, el sindicato UGT ha advertido de que en febrero aumentó el paro entre las mujeres, los jóvenes y los extranjeros, lo que a su juicio demuestra que la recuperación de la economía española no está llegando a todos los trabajadores.
Tras reiterar su preocupación por la precariedad y temporalidad del empleo, la organización que dirige Cándido Méndez ha atribuido el "adelgazamiento" de las cifras de paro al efecto desánimo entre los desempleados; al descenso "continuado" de las prestaciones, las cuantías y la tasa de cobertura; a la extensión del paro de larga duración, y a la emigración, especialmente entre los jóvenes.
Por ello, "frente al comodín de las bonificaciones a las empresas", UGT ha reclamado al Gobierno que ponga en marcha políticas activas para corregir las desigualdades, orientadas a todos los grupos con dificultades.
CCOO cree que el descenso es "anecdótico"
Por su parte, desde CC.OO. se denuncia que el descenso del paro en febrero, del 0,3% respecto al mes anterior, es "anecdótico" y demuestra la "fragilidad" de la recuperación y la "enorme dependencia" de la economía española de las actividades turísticas, estacionales y de temporada.
CC.OO. asegura que  "a pesar de los discursos triunfalistas del Gobierno", no hay un cambio estructural de la economía y del empleo y se siguen sufriendo los efectos coyunturales que caracterizan la estructura productiva española.
Ante este panorama, CC.OO. considera necesaria una política presupuestaria que fomente el cambio estructural del aparato productivo, que promueva el uso eficiente de los recursos públicos en todos los niveles de la Administración y que ayude a recuperar la demanda interna.
Asimismo, ha insistido en la necesidad de mejorar el poder de compra de los salarios para impulsar la demanda interna y lograr un aumento "vigoroso" del empleo y una rebaja rápida del paro.
Además, la organización que dirige Ignacio Fernández Toxo ha instado a adoptar nuevas medidas para mejorar la protección a los parados, más allá de la nueva ayuda para desempleados de larga duración con cargas familiares.