Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dastis, preocupado por los efectos de la prohibición de viaje de Trump para europeos con doble nacionalidad

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha admitido este martes que España, como el resto de países europeos, está preocupada por los efectos del veto que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha impuesto a los nacionales de siete países musulmanes.
"Es normal que tengamos que preocuparnos", ha dicho el ministro, por cómo esta prohibición de entrada en Estados Unidos puede afectar a ciudadanos europeos con doble nacionalidad y violar principios de no discriminación por razón de nacionalidad o religión, ha declarado a los medios de comunicación antes de intervenir en Casa de América en un acto para conmemorar el XXV aniversario de los acuerdos de paz de El Salvador.
Por eso, hay que aclarar las "repercusiones" que la orden ejecutiva de Trump tendrá sobre los europeos con doble nacionalidad yemení, siria, iraquí, iraní, libia, somalí y sudanesa, ha defendido.
En la UE se está empezando a analizar a nivel de técnicos las repercusiones de la orden sobre europeos con doble nacionalidad, ya que hay muchas dudas al respecto.
La orden ejecutiva aprobada por Trump el viernes pasado prohíbe la entrada a Estados Unidos a los ciudadanos de Siria, Irán, Irak, Yemen, Libia, Somalia y Sudán --países todos ellos de mayoría musulmana-- durante un periodo de 90 días. El objetivo de la medida, según ha explicado el nuevo presidente, es evitar la llegada a Estados Unidos de posibles terroristas.
Dastis ha querido dejar claro que España defiende que la comunidad internacional luche contra el terrorismo siempre desde el "respeto al Estado de Derecho y la defensa de los Derechos Humanos". Y ha defendido tener un diálogo sincero al respecto con Estados Unidos, porque entre "aliados y amigos hay que decirse las cosas de manera franca".
Preguntado si los países iberoamericanos han de salir a "confrontar" las políticas equivocadas de Donald Trump, como defiende Felipe González, Dastis ha dado por hecho que en esta comunidad habrá un "intercambio de pareceres y luego se verá qué se hace".
"Las últimas decisiones del Gobierno de Estados Unidos plantean una serie de problemas sobre los que es bueno tomar posición", ha señalado el ministro, que no ve necesario convocar una cumbre de líderes para ello.