Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dastis condena el "acto miserable" de Manchester y confirma que de momento no constan españoles entre las víctimas

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha manifestado este martes la "condena mas enérgica y la repulsa por un acto miserable" como ha sido el atentado terrorista de Manchester, y ha confirmado que, por el momento, no hay constancia de víctimas españolas.
"Todas las víctimas son seres humanos y son igualmente lamentables, independientemente de su nacionalidad", ha subrayado. En declaraciones a los periodistas antes de protagonizar un desayuno informativo de Europa Press, ha lamentado que "las principales víctimas son adolescentes, incluso niños que podían estar acudiendo a su primer concierto".
Al inicio de su intervención en el foro, en el que se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas en presencia del embajador británico, el ministro ha insistido en la condena del atentado y en la solidaridad con las víctimas: "En esto no hay Brexit que valga".
"Nuestra condolencia y solidaridad con las víctimas y sus familiares y nuestro apoyo al Gobierno británico, y un mensaje para los culpables, los terroristas: no vamos a parar hasta dar con ellos y que cumplan en la cárcel todo el tiempo que se merecen", ha añadido
"Mi solidaridad con todas las víctimas y el pueblo británico, y mi apoyo total al gobierno", ha escrito Dastis también en su perfil personal de Twitter, tras confirmarse que la explosión registrada este lunes por la noche en el estadio Manchester Arena, tras un concierto de Ariana Grande, ha sido un atentado. El atacante "portaba un artefacto explosivo improvisado que activó, causando esta atrocidad", según ha informado el diario local 'The Guardian'.