Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dastis tacha el plan de 'ley de ruptura' catalana de "aberración" que aumentará la reacción europea al independentismo

Insiste en que una Cataluña independiente no estaría en la UE y en que el Gobierno tiene instrumentos jurídicos para impedir que el referéndum se celebre
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha calificado este martes el borrador de 'ley de ruptura' que prepara la Generalitat de Cataluña de "aberración" que, a su juicio, "va a contribuir más a que la reacción que ya hay en los medios internacionales y en la UE se consolide".
Entre otras cosas, ha criticado que el borrador dé por hecho que una Cataluña independiente vaya a seguir siendo parte de la UE, cuando "es evidente que no va a ser así". "Lo puedo decir con toda rotundidad, no puede ser así, es una cosa tan pedestre como que los Tratados (de la UE) enumeran a quienes son parte de esos Tratados y ahí no está Cataluña, y para cambiarlos tiene que ser por unanimidad", ha dicho en un desayuno informativo organizado por Europa Press.
Preguntado si tiene la seguridad de que ningún país apoyará las pretensiones independentistas, ha dejado claro que "la seguridad cien por cien no se puede tener en casi nada", pero que eso es algo que no se le "pasa por la cabeza" a ningún "líder sensato" o a "cualquier país con los que España tiene relación".
Aunque ha dejado claro que no quería hacer una evaluación jurídica sin conocer el texto directamente -solo se conoce lo publicado por 'El País'--, sí ha afirmado que, en su opinión personal, el texto es "una aberración".
Además, cree que "no es serio" por parte del presidente catalán, Carles Puigdemont, "que se pida debate y se rehuya el debate, que se hable de democracia y no se dé oportunidad de debatirlo en la sede de la soberanía nacional española (el Congreso de los Diputados) pero tampoco en el Parlament". Así, ha criticado que la norma se intente "guardar en un cajón", que se busque un "efecto sorpresa" y que se den por hechas cosas "que todo el mundo sabe que no se van a producir como una aplicación del Derecho de la UE o una participación hipotética de una Cataluña independiente en la UE".
Por último, ha dejado claro que, tal como ha dicho el Gobierno, el Ejecutivo "tiene instrumentos jurídicos, todos los que hacen falta, para impedir que el referéndum se celebre", aunque ha añadido que no daría detalles. "Lo ha dicho el presidente y no va a celebrarse", ha remachado.
Eso sí, preguntado si espera contar con el apoyo del PSOE de Pedro Sánchez en caso de tener que tomar medidas drásticas, ha respondido que eso es algo que habrá que preguntar a los socialistas.