Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libertad con cargos para el extesorero de CDC y el jefe de infraestruturas de Cataluña

El juez de El Vendrell que investiga las presuntas comisiones ilegales cobradas por CDC a cambio de adjudicaciones de obra pública ha dejado este viernes en libertad con cargos y otras medidas al extesorero de CDC, Daniel Osàcar, al director general de Infraestructures.cat de la Generalitat, Josep Antoni Rosell así como a tres empresarios relacionados con el caso.

El juez de El Vendrell que investiga las presuntas comisiones ilegales cobradas por CDC a cambio de adjudicaciones de obra pública ha dejado este viernes en libertad bajo fianza de 50.000 euros al empresario Sergio Lerma (Oproler).
Fuentes judiciales han explicado a Europa Press que el juez Josep Bosch ha ordenado además a Lerma --detenido el miércoles por la mañana en la operación Petrum-- que comparezca en sede judicial una vez al mes y que no salga de España.
Para los otros dos empresarios detenidos y que han pasado este viernes a disposición judicial, Xavier Tauler (Copisa) y Jordi Soler (Grup Soler), el juez les ha concedido también la libertad con cargos, en su caso con retirada de pasaporte.
También ha pasado a disposición judicial este viernes el extesorero de CDC Daniel Osàcar, a quien el juez ha dejado en libertad con cargos pero con la retirada de su pasaporte.
Infraestructures.cat
Por otra parte, ha dejado en libertad con cargos y retirada del pasaporte también al director general de Infraestructures.cat de la Generalitat, Josep Antoni Rosell, han informado fuentes judiciales.
El juez Josep Bosch, en su caso, ha ordenado su libertad sin fianza pero sin poder viajar al extranjero y obligándole a comparecer mensualmente en sede judicial.
Es el único caso de los detenidos en esta operación que el juez no acepta la petición de los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda, que en este caso habían solicitado su ingreso en prisión incondicional.
La Fiscalía había pedido prisión ante el riesgo de fuga y destrucción de pruebas, y los investigadores le otorgan un papel en el diseño de un presunto fraude de las adjudicaciones de obra pública.