Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No doy miedo a nadie y especialmente a quienes pagan sus impuestos"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha respondido este viernes al secretario de Proceso Constituyente y de Programa de Podemos, Juan Carlos Monedero, que no cree que tenga que dar "miedo a nadie y especialmente a los que están al corriente de pago de sus impuestos". "Otra cosa es a los defraudadores fiscales", ha advertido.

Así se ha manifestado Montoro en declaraciones a los medios tras la reunión de trabajo sobre la Marina Real Juan Carlos I que ha mantenido con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en relación a las declaraciones de Monedero, que ha manifestado que no tiene miedo al ministro porque tiene todas sus "cuentas muy en regla".
El ministro ha sostenido que en su intervención no mencionó directamente a Monedero, a quien ha instado a "que se tranquilice" porque España es una democracia y un país de derechos, libertades y de obligación de pagar los impuestos. "Entonces, el que esté inquieto es que le pasa algo", ha recalcado.
Para el ministro, el único respeto que puede infundir Hacienda "es no estar al corriente del pago de los impuestos", por lo que ha cuestionado que a alguien pueda darle "reparo" o no "soportar" una inspección de la Agencia Tributaria. "Pues esa es la cuestión, y lo demás es retórica de los que quieren hacer retórica de los asuntos", ha insistido.
"Si la cuestión es de fraude fiscal, pues obviamente para eso estamos, para reprimir el fraude fiscal haya donde se produzca", ha señalado Montoro.
De esta manera, Montoro ha pedido a Monedero que "haga menos frases y más cumplir" porque "las frases para su casa y para su parroquia, pero hay que cumplir con las obligaciones de la ley como todo el mundo en este país, que para eso somos una democracia y un Estado de derecho consolidado".