Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La socia de Pujol Ferrusola declara al juez Ruz que solo era su secretaria

La supuesta socia de una de las empresas del hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol Ferrusola, y su esposa, Mercè Gironés, ha declarado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que trabajaba como secretaria de la pareja y ha explicado que se limitó a reservar el nombre de una de sus compañías, Project Marketing Cat, como trámite previo a su constitución y siguiendo las instrucciones de sus jefes, según han indicado fuentes de la defensa.

Cristina Isabel de Francisco, que ha declarado como testigo, ha respondido durante media hora las preguntas formuladas por el magistrado, la fiscal anticorrupción Belén Suárez y el representante de la Abogacía del Estado. La secretaria, que trabaja en la actualidad sólo para Pujol Ferrusola, se ha mostrado nerviosa durante el interrogatorio, han precisado estas fuentes.
Ha detallado que dentro de los pasos previos habituales necesarios para la constitución de cualquier empresa se encuentra la elección del nombre, trámite que realizó por teléfono, seleccionando Project Marketing Cat. La notaría donde se firmó posteriormente el documento de constitución empresarial le exigió que figurara como socia junto a Mercè Gironés, administradora de la empresa, debido a que su identidad aparecía ya relacionada con esta selección de la denominación.
Cuenta bancaria para el capital social
De Francisco ha precisado, además, que abrió una cuenta bancaria para depositar el capital social de la empresa que no llegó a emplear nunca. Traspasó, posteriormente las acciones de la compañía a Gironés, y ésta, según fuentes de la defensa, las declaró a Hacienda en su totalidad.
La testigo, que ha declarado sin abogado y con la obligación de decir la verdad, aparece en el Registro Mercantil como socia de la empresa Project Marketing Cat, una de las cinco propiedad del matrimonio que habría recibido pagos por al menos ocho millones de euros por parte de 17 sociedades del ámbito de la construcción y los servicios que fueron adjudicatarias de contratos públicos en Cataluña.
Las otras cuatro empresas investigadas son Iniciatives, Marketing i Inversions, Project Marketing Cat, Inter Rosario Port Services, Active Translation e Iberoamericana de Business and Marketing.
El magistrado, que atribuye indiciariamente a Pujol Ferrusola y Gironés un delito de blanqueo de capitales y otro contra la Hacienda Pública, abrió este procedimiento a finales de 2013 tras recibir una denuncia de la exnovia de Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez. Ésta aseguró el 17 de enero de ese año que acompañó al hijo mayor del exmandatario catalán a Andorra para trasladar una mochila llena de billetes de 500 euros.
Pujol Ferrusola ha negado este lunes ante el juez haber cobrado comisiones ilegales a cambio de su intermediación en la adjudicación de contratos públicos, y ha defendido que prestó efectivamente todas los servicios por los que recibió los pagos investigados, informaron fuentes presentes en el interrogatorio. Además, se negó a declarar en lo relativo a la herencia familiar y su fortuna en Andorra.