Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tres críticos de la Comisión de Garantías dan 24 horas para ser convocados

Pedro Sánchez, lider del PSOEgtres

Los tres miembros de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE críticos con la dirección del partido han registrado un escrito en el que reclaman la convocatoria urgente de este órgano y han avisado de que si eso no se produce emitirán una opinión fundada en Derecho sobre la situación del partido tras la dimisión de la mayoría de su Ejecutiva.

Según el escrito registrado, al que ha tenido acceso Europa Press, reclaman la convocatoria "en un plazo no superior a 24 horas" y en "sesión extraordinaria" de la comisión para que ésta resuelva como proceda sobre las peticiones que ha elevado la presidenta del Comité Federal, Verónica Pérez.
Cabe recordar que Pérez, que se considera la "única autoridad" del partido en este momento, ha solicitado este jueves la convocatoria de la misma para que debata e informe sobre la situación en la que queda el partido tras la dimisión mayoritaria de su Ejecutiva y lo que considera una interpretación errónea de los estatutos por parte de la dirección del partido.
Los tres díscolos, --la consejera de Hacienda andaluza María Jesús Montero, la europarlamentaria Inés Ayala y el miembro del PSM Wilfredo Jurado--, que forman parte de ese órgano advierten de que si esa convocatoria no se produce, en el ejercicio de las "obligaciones ineludibles" que les atribuyen los estatutos, procederán a la emisión de una opinión fundada en Derecho, acerca de las cuestiones planteadas por la presidenta del Comité Federal, sin perjuicio de que --añaden-- posteriormente, y cuando esa Comisión de Garantías sea convocada, pueda ratificar tal opinión.
Los tres socialistas exponen en su escrito que esa Comisión de Garantías está configurada como un órgano "llamado a ejercer sus funciones con libertad, autoridad e independencia", tal y como recogen los estatutos del partido, y que entre sus competencias está "informar al Comité Federal de los litigios surgidos entre militantes, entre militantes y órganos del partido, y entre órganos del partido entre sí".
Así, reproducen que es el órgano de ámbito federal encargado en última instancia de garantizar los derechos de los afiliados y afiliadas y de que las actuaciones de los órganos de dirección del partido y de los afiliados y afiliadas se ajusten a los estatutos y reglamentos así como al Código Ético.
De la misma forma, en su relato señalan, citando los estatutos, que los miembros del Comité Federal pueden solicitar, para mejor cumplimiento de su trabajo, información escrita y concreta de cualquier órgano, servicio o departamento del partido.
"GRAVÍSIMOS ACONTECIMIENTOS" DE LA DIRECCIÓN
Los tres críticos recogen que ayer "diferentes militantes con altas responsabilidades en nuestra organización" protagonizaron "gravísimos acontecimientos expresados públicamente" y pusieron de manifiesto dudas sobre la interpretación de los estatutos y normas del partido.
Esa situación ha generado "obviamente" una "gran alarma" entre la militancia y en la opinión pública que afecta "gravemente" al funcionamiento ordinario del partido y a su imagen pública, por lo que los firmantes se dirigen a la presidenta de la Comisión Federal de Ética y Garantías, Isabel Celaá, para que ésta proceda a la convocatoria urgente en sesión extraordinaria de la comisión de modo que pueda dirimir sobre esos aspectos y, en su caso, emitir un informe.
Los tres críticos recuerdan que a su petición se une otra registrada por Pérez en el mismo sentido y reseñan, asimismo, que ésta no ha podido contactar con Celaá ni por teléfono ni a través del cauce normal habilitado, el correo electrónico, para abordar esta reclamación.
Por último, Montero, Ayala y Jurado censuran que en el comunicado que Celaá ha hecho público esta mañana no haya expresado su voluntad de proceder a la convocatoria "con la urgencia que merece la situación" ni antes de las reuniones convocadas para el próximo sábado reuniones que "precisamente han provocado la controversia jurídica sobre la que se nos ha solicitado pronunciamiento entre otras".
Los tres críticos concluyen subrayando que han "agotado todos los medios posibles y razonables" para cumplir con las obligaciones que los estatutos les otorgan como miembros de la Comisión Federal de Ética y Garantías.