Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal promete recuperar "músculo económico" en Defensa e ir subiendo el gasto hasta llegar al 2% del PIB en 10 años

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha comprometido este martes en el Congreso a recuperar "músculo económico" en el departamento que dirige después de años de ajustes presupuestarios a causa de la crisis económica y, por lo tanto, ha garantizado que su intención es cumplir el compromiso adquirido por los países aliados en la cumbre de Cardiff hace algo más de un año de ir subiendo el gasto militar en los próximos diez años hasta alcanzar como mínimo el 2 por ciento del PIB.
"Hay un objetivo de déficit que hay que cumplir, pero la Defensa importa y los riesgos y amenazas son ciertos y esto hay que trasladarlo de forma realista a un presupuesto ajustado", ha explicado Cospedal durante su primera comparecencia en la Comisión de Defensa para exponer sus planes al frente del ministerio.
Ante esta situación, la responsable de Defensa ha ofrecido a los grupos parlamentarios un "diálogo abierto" y se ha mostrado partidaria de trabajar para concretar una "ley de planificación presupuestaria" porque "las capacidades militares no se pueden improvisar y hace falta un planteamiento que garantice los medios necesarios y un compromiso presupuestario a largo plazo".
La ministra ha confirmado también que su departamento verá incrementado su presupuesto ya el año que viene aproximadamente un 30 por ciento el año que viene debido a que se volverán a incluir en las cuentas públicas los pagos de los programas especiales de armamento (PEA).
EN 2017, 1.824 MILLONES MÁS
Así, el gasto en Defensa que presentará el Gobierno próximamente en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado se verá incrementado en 1.824,5 millones de euros correspondientes al pago de la deuda de los programas de armamento de 2016 -que no se había abonado al estar el Ejecutivo en funciones-- y 2017.
Cospedal considera necesario además contar con una base industrial para "dar estabilidad al modelo de los programas de armamento" y así lograr que España tenga unas Fuerzas Armadas "preparadas y adaptadas a los nuevos tiempos" y a los nuevos "desafíos" a los que deben hacer frente.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)