Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal apuesta por una Defensa con altura de miras y por acordar su financiación por encima de ideologías

Avisa de que la seguridad debe estar garantizada porque el terrorismo "puede cambiar de nombre", pero "su amenaza permanece inalterada"
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha apostado este viernes por una política de Defensa "con altura de miras" y "duradera en el tiempo", por lo que ha instado a desarrollar una ley de sostenibilidad de las Fuerzas Armadas que esté "por encima de posicionamientos políticos e ideológicos".
De este modo, ha añadido Cospedal, el Ministerio de Defensa podrá "impulsar el inicio de un ciclo de planeamiento de la Defensa a lo largo de 2017 en el que se definirá el objetivo de fuerza a largo plazo, así como el objetivo de capacidades militares".
"Las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil son guardianes y garantes de nuestra libertad. Considero fundamental que los españoles comprendan que la seguridad es esencial para el desarrollo y prosperidad de un país libre y democrático, que sean conscientes de la Defensa para garantizarla", ha afirmado la ministra en su primer discurso de los actos de la Pascua Militar.
A su juicio, "conseguir que la sociedad adquiera cultura de Defensa permitirá que cada ciudadano formule su propio juicio sobre su importancia como parte de la seguridad nacional y comprenda y asuma su necesidad" para la protección de España y de sus "intereses y valores", además de su "contribución al prestigio y a la prosperidad" de nuestro país.
LAS FRONTERAS SE HAN DIFUMINADO
En el salón del trono del Palacio Real, y en presencia de los Reyes Felipe y Letizia, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la cúpula de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, Cospedal ha recordado los últimos atentados en Alemania y Turquía, advirtiendo después de que "las fronteras entre seguridad interior y exterior se han difuminado" y que "la única barrera que existe hoy día es la que separa a los que creemos en la libertad, la democracia y los Derechos Humanos de aquellos que hacen todo lo posible por derribarlos".
"El terrorismo puede cambiar de nombre, pero su amenaza permanece inalterada. Por ello, ninguna nación puede asumir por sí sola su seguridad y la defensa de sus intereses, sino que éstas tienen que forjarse, en el ámbito exterior, a través de su permanencia a organizaciones supranacionales", ha señalado.
En este sentido, Cospedal ha insistido en que "los desafíos internacionales son globales" y, como tales, "afectan y conciernen a todos". "Nos obligan como sociedad, en definitiva, a contar con una política de Defensa capaz de responder ante los nuevos retos, que debe ser erigida desde la máxima responsabilidad y altura de miras", ha remarcado.
Por todo ello, la ministra ha resaltado que entre las primeras medidas que le ha encomendado el presidente del Gobierno está la de "trabajar incansablemente para conseguir que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil mantengan la eficacia, profesionalidad y prestigio de los que gozan actualmente".
RECUERDO A LOS CAÍDOS
Así, ha mencionado las misiones que desarrollan cada día las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y ha destacado especialmente el trabajo de las operaciones desplegadas en el exterior, como Irak, Líbano, África o el Mediterráneo. También ha recordado a los militares que han fallecido en acto de servicio "por la defensa y seguridad de los españoles".
La ministra de Defensa se ha comprometido a seguir con este trabajo y "asegurar el futuro", para lo cual ha adelantado que su departamento desarrollará un "modelo de enseñanza que capacite de la mejor forma a los alumnos para prestar servicio en las unidades".
También ha prometido dedicar "especial atención al desarrollo de la carrera del personal de tropa y marinería para asegurar que la formación y experiencia militar tengan una homologación en el ámbito civil que permita la eventual incorporación al mundo laboral de ser necesario".
Pero, sobre todo, Cospedal quiere ofrecer a los militares y guardias civiles "un marco de carrera que les permita desarrollar con plenitud e ilusión su vocación militar, al mismo tiempo que se le demanda el esfuerzo y compromiso necesarios para que estén formados por los mejores".
De este modo, se ha comprometido a trazar "un plan de movilidad integral de las Fuerzas Armadas y de conciliación de la vida personal y profesional, pues la milicia no puede estar reñida con la vocación familiar de quienes la componen".
RECURSOS MATERIALES ADECUADOS
Y al mismo tiempo, la ministra ha dicho al Rey, jefe supremo de los Ejércitos, que trabajará para que las Fuerzas Armadas "dispongan de los recursos materiales adecuados para cumplir su misión con eficacia y con la mayor seguridad personal".
"Estos conceptos son una prioridad para el Gobierno. Y sabemos que esto implica contar con medios y equipos a la altura de las circunstancias, en un escenario en el que la tecnología juega, cada vez más, un papel capital", ha apuntado.
Cospedal ha afirmado que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil "deben ser consideradas como lo que son y lo que representan, lo que significan y protegen: algo de todos y en defensa de todos, una herramienta leal y eficaz del Gobierno de la Nación para garantizar el futuro de España y del Estado social y democrático de Derecho plasmado en la Constitución".
"Conscientes de su importancia, a ellas, a nuestras Fuerzas Armadas, a sus miembros, les animo a continuar trabajando y cumpliendo con su deber con la misma entrega, esfuerzo, sacrificio y entusiasmo con que lo han hecho hasta ahora", ha concluido.