Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal ve en la comparecencia de Rajoy un 'balsamo' para el país

Cospedal asume el "error" de BárcenasEFE

La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este lunes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, va a comparecer a finales del presente mes o a principios de agosto en el Congreso par "calmar" la alarma social que "algunos" están intentando crear en torno al llamado 'caso Bárcenas'.

Cospedal ha puesto en valor que Rajoy vaya a dar su "versión" sobre este asunto a petición propia, "y no a rastras de nadie", porque, a su juicio, "no había motivos" para una moción de censura como la que había anunciado el PSOE porque, en su opinión, España atraviesa por problemas "más importantes" que éste.
La dirigente 'popular' cree "una buena opción" que el presidente haya decidido hablar a los ciudadanos en el Parlamento sobre un tema que "no es agradable, sino espinoso" y que lo vaya a hacer cuando lo considera "pertinente" y para "calmar" la alarma social que están intentando crear "algunos" en España. "Ha elegido muy bien la forma de comparecer y la mayoría de los españoles le dan la bienvenida a esa comparecencia", ha resumido.
Arropada por cuatro ministros
La 'número dos' del PP ha hecho estas declaraciones en un encuentro informativo organizado por el diario 'La Razón', en el que ha estado arropada por los ministros de Fomento, Ana Pastor; Agricultura, Miguel Arias Cañete; Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández Díaz, así como diversos miembros de la Ejecutiva del PP, entre ellos Carlos Floriano, Javier Arenas o Esteban González Pons. Estaba prevista la presencia del titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, pero finalmente no ha acudido al acto.
Entre los invitados, que no han querido hacer mención alguna a la decisión final de Rajoy de dar la cara en el Congreso, también se encontraban los presidentes de Valencia, Alberto Fabra, y de Madrid, Ignacio González; la alcaldesa de la capital, Ana Botella; la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre; la presidenta de CNMV, Elvira Rodríguez; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el expresidente de Bankia Rodrigo Rato.
Cospedal ha dedicado buena parte de su intervención al 'caso Bárcenas', un asunto, ha dicho, en el que el PP no tiene "nada que esconder" porque las razones que han llevado al que fuera su extesorero Luis Bárcenas a la cárcel no tienen "nada que ver" con el partido al que pertenece. "Esta persona está en la cárcel por su presunta relación con la trama 'Gürtel' y por un elevado patrimonio cuyo origen tiene que revelar exclusivamente él", ha manifestado.
En este sentido, Cospedal se ha mostrado "convencida" de que la mayoría de los militantes del PP están "con todas sus consecuencias" en la defensa del honor del partido, y eso pese a que "hay algunos que tienen miedo o sienten vergüenza" de una organización en virtud de la cual han crecido personal y políticamente, ha dicho en clave interna.
"No tengo nada que ocultar"
"La mayoría de los militantes del PP están conmigo en la defensa del honor del PP porque no pueden reconocer que la palabra de una persona como Bárcenas, que tiene que justificar ante el juez o no cómo obtuvo los millones que amasó en cuentas corrientes, valga igual que la palabra de otros muchos hombres y mujeres que trabajan honradamente al servicio de España ", ha insistido.
La mano derecha de Rajoy en el PP ha señalado que "algunos" querrían que ella hablara sobre Bárcenas con voz "trémula", pero ha garantizado que no lo piensa hacer porque ni ella ni su partido tienen "nada que ocultar". "Y porque podría haber mirado hacia otro lado, como hacen algunos, pero ése no es mi estilo", ha rematado.
Además, la presidenta castellano-manchega ha querido dejar claro que no está en política "por dinero" y, de hecho, ha puntualizado que tendría la oportunidad de tener un sueldo mayor del que percibe en la actualidad si hubiese continuado como abogada del Estado. "Pero ni a mi ni a muchos nos hace falta el sobre marrón", ha llegado a decir.
Cospedal ha reiterado en más de una ocasión que no se va a esconder por el tema Bárcenas ni por ningún otro porque su "obligación" es "dar la cara las veces que sea necesario" porque se lo "debe" a los militantes y votantes del PP y porque es importante dejar claro que lo que afecta a Bárcenas no tiene "nada que ver" con las cuentas del partido, "sino de una persona".
Ha sido en este punto cuando la 'número dos' de los 'populares' ha reconocido que fue un "error" confiar una serie de responsabilidades a Bárcenas, pero ha subrayado que "ni de lejos" ningún miembro del PP imaginaba los "tejemanejes" que el extesorero "se traía entre manos".
Qué fácil es hablar a toro pasado
"Qué fácil es hablar a toro pasado, pero ¿alguien podría imaginar que, de haber conocido esas famosas cuentas, hubiese consentido el PP tener un gerente como el que tuvo durante años? ¿Alguien puede pensar que lo hubiese consentido jugándose el honor y el crédito? ¿En qué cabeza cabe?", ha planteado.
Cospedal ha explicado que cuando se conoció la trama 'Gürtel', el PP resolvió que Bárcenas dejara de ser tesorero para dejar claro que después de esa decisión ni pactó ni negoció "absolutamente nada" con él.
Respecto de la posibilidad de que el juez instructor del 'caso Bárcenas', Pablo Ruz, la llame a declarar, ha dicho que acudirá "serena" y "encantada" para "desmentir" en sede judicial las "mentiras" del exgerente del PP porque "cuando una defiende la verdad, puede confiar en que la justicia le dará la razón".
"Yo estoy muy tranquila porque la extorsión sólo es posible cuando entre el chantajista y el extorsionado hay algo que ocultar, y yo no tengo nada que ocultar", ha dicho, apuntado que no le preocupa ni le molesta que Bárcenas, con el que ha admitido no haber tenido una buena relación, hable "mal" de ella.
Tras avanzar que este martes interpondrá la segunda acción judicial contra Bárcenas por la supuesta comisión al PP de Toledo a cambio de una concesión que el extesorero relató al juez Ruz, Cospedal ha subrayado que el "intento de chantaje" de Bárcenas "no le ha dado resultado" porque, de haberle dado resultado, "ni él estaría en la cárcel ni quizá se habrían conocido cosas que no son ilegales, pero pueden ser ciertamente algo molestas".
El PP, "enérgico" ante la corrupción
En este sentido, Cospedal ha enfatizado que, ante la corrupción, el PP, y ella en particular, se han mostrado "enérgicos" y ha garantizado que "siempre" va a estar "en el mismo sitio", aunque a veces la "calumnien", porque "la verdad siempre sale a flote" y porque las mentiras, cuando se trata de este tipo de gente --en alusión a Bárcenas-- "nunca terminan".
Por eso, juzga "increíble" que "algunos" que se consideran líderes políticos o mediáticos sean capaces de poner "en tela de juicio" la estabilidad política de España sobre la base de las declaraciones de "un presunto delincuente".
"Si el listón es así de bajo, ¿qué futuro nos espera? --se ha preguntado--. El oportunismo siempre es una actitud de muy corto alcance y al PP, más que el titular del día, lo que le importan son los grandes resultados y, por eso, no vamos a flaquear ante las amenazas, los insultos, las calumnias y las injurias".
Según ha defendido, hay que impedir que este tipo de conductas "reprobables" puedan encontrar "acomodo" y que determinados individuos puedan "sacar ventaja a costa del conjunto de la ciudadanía o de las libertades" porque la sociedad ha de saber de qué parte está el PP y por qué intereses vela.
"Tenemos el respaldo mayoritario de los ciudadanos, a pesar de las encuestas, creemos en el Estado de Derecho y en la acción de una justicia que está actuando con un Gobierno del PP con total imparcialidad, y garantizamos la estabilidad de la nación le pese a quien le pese", ha indicado.