Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa acude junto a Crespo a la Audiencia en su primer día de libertad

El cabecilla de la Gürtel debía entregar su pasaporte a las autoridades judiciales

El presunto cabecilla de la trama de corrupción Gürtel, Francisco Correa, ha acudido este martes al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional en su primer día de libertad para entregar su pasaporte, han confirmado fuentes jurídicas.
Correa, que se ha presentado en la sede judicial en compañía del considerado número dos de la trama, Pablo Crespo, ha asegurado en declaraciones a los periodistas que se encuentra "bien" tras abandonar a última hora de la tarde de ayer lunes la prisión la cárcel de Soto del Real (Madrid), en la que permanecía desde que el juez Baltasar Garzón ordenara su ingreso en prisión el 6 de febrero de 2009.
La madre de Correa, Concepción Sánchez, de 91 años, presentó pasadas las tres de la tarde de ayer un resguardo bancario por importe de 200.000 euros para cubrir después de que el pasado 1 de junio el juez instructor Pablo Ruz permitiera desbloquear varias cuentas corrientes y pólizas de seguro a nombre de su madre, Concepción Sánchez Montilla.
Correa, que está imputado por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad documental, fue enviado a prisión por el juez Garzón para evitar que pudiera evadir capitales al extranjero o dificultar el avance de la investigación.
En junio de 2011 el juez Pedreira impuso a Correa una fianza de 15 millones de euros, la segunda más alta de la historia judicial española, aunque la Sala de lo Civil y Penal del TSJM la anuló en septiembre de ese año y avaló la posibilidad de que el imputado saliera de la cárcel bajo el control de un brazalete electrónico. El juez rehusó esta sugerencia y mantuvo al imputado en prisión provisional.
En enero pasado la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal estimó parcialmente un recurso de apelación de la defensa de Correa y rebajó la fianza a un millón de euros, que el juez Ruz disminuyó en marzo a 600.000 euros y en mayo a 200.000.
El presunto cabecilla de la trama Gürtel tiene prohibido salir del territorio nacional y estará obligado a comparecer todos los días en un juzgado (lunes y festivos en la Audiencia Nacional) y "siempre que sea llamado".