Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Correa se niega a declarar por "pérdida de confianza" en la Audiencia Nacional

El presunto líder de la trama 'Gürtel', Francisco Correa, también se ha negado a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, por "pérdida de confianza" en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que en febrero pasado rechazó la nulidad de la causa y validó las escuchas que iniciaron la investigación, informaron fuentes jurídicas. Correa, ha llegado a la Audiencia con aspecto relajado y sonriente y ha saludando a los fotógrafos y cámaras de televisión que le esperaban a las puertas del tribunal.

Correa, que vestía chaqueta azul y corbata, ha llegado a la sede judicial diez minutos antes de la hora fijada para su comparecencia, las doce del mediodía, en un BMW X5 oscuro conducido por otra persona. En el vestíbulo de la Audiencia ha sido recibido por su abogado, José Antonio Choclán.
Correa, que ha comparecido junto al resto de cabecillas de la red para realizar las alegaciones que considerara oportunas en la recta final de la instrucción, ha permanecido apenas unos minutos ante Ruz para decir que, tras la inhabilitación del primer juez instructor, Baltasar Garzón, confiaba en que la causa fuera "archivada".
A su salida, acompañado de su abogado, José Antonio Choclán, ha musitado la razón por la que no había declarado: "Pérdida de confianza".
El imputado, que fue detenido en febrero de 2009 por orden de Garzón y estuvo en prisión hasta junio de 2012, es, según los investigadores, el líder de la red 'Gürtel', que se dedicó entre los años 2000 y 2009 a obtener adjudicaciones públicas, fundamentalmente en Madrid y la Comunidad Valenciana, a cambio de la entrega de dádivas y sobornos a funcionarios y cargos públicos.
Correa, que se hizo llamar 'Don Vito' --como el protagonista de 'El Padrino'-- en la contabilidad interna de la red, declaró por primera vez en la Audiencia Nacional el 9 de febrero de 2009, tres días después de que Garzón ordenara su detención.
Entonces aseguró, entre otras cosas, que el entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, participó en los trámites de una recalificación en Alicante y que el exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos le "dio una cuenta en AENA". A su salida del juzgado apuntó: "Estoy bien jodido".
Junto a Correa, otros cabecillas de la red Gürtel prestan declaración este semana ante Ruz. Entre ellos, Álvaroz Pérez 'El Bigotes' se ha negado a declarar. Pérez no ha querido contestar a las preguntas formuladas por el juez y las representantes de la Fiscalía Anticorrupción Concepción Sabadell y Concepción Nicolás y ha alegado que no se le notificó de forma oficial la citación para comparecer en la Audiencia Nacional