Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúan los registros de la Guardia Civil en varias sedes empresariales

La Guardia Civil investiga si unas obras sirvieron para que Ignacio González se enriqueciera, se trata del fallido tren de cercanías a la localidad madrileña de Navalcarnero. Un proyecto de 362 millones de euros adjudicado a la constructora OHL, que quedó en vía muerta. Ahora resucita porque el juez investiga si Ignacio González cobró comisiones a cambio de esta adjudicación.

La compañía tecnológica Indra también es objeto de investigación. Su consejero delegado, Javier de Andrés, es un viejo conocido de la Justicia, está imputado en la trama Púnica por pagar 120 mil euros para mejorar la imagen pública de Ignacio González. Su mujer, exdirectora financiera del Canal de Isabel II,  fue detenida ayer en el marco de la operación Lezo. También se registra la empresa aeronáutica SAERCO. El juez Velasco estaría también buscando pruebas de una presunta financiación irregular del PP de Madrid.