Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consuelo Ordóñez concluye la entrevista con el asesino de su hermano

Este sábado, Consuelo Ordóñez da una rueda de prensa para informar del encuentro

Su intención era que Valentín Lasarte, "le pida perdón"

Con éste ya son 14 los encuentros 'restaurativos' entre vistimas y presos de ETA arrepentidos

Consuelo Ordóñez, la hermana del dirigente del PP vasco Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995, ha abandonado pasadas las 21.10 horas la cárcel alavesa de Zaballa, donde ha mantenido un encuentro con el preso Valentín Lasarte, miembro de la banda que mató de un tiro en la cabeza al representante popular cuando se encontraba comiendo en un bar de la parte vieja de San Sebastián.
Ordóñez ha entrado en el centro penitenciario de Álava pasadas las 18.30 horas en una furgoneta Mercedes Viano, de color azul oscura, aunque no se le ha podido ver. Al parecer, la entrevista con Lasarte estaba establecida para alrededor las siete de la tarde.
La hermana del dirigente del PP asesinado, que ya había anunciado que no haría declaraciones hasta el sábado sobre su reunión con el recluso, afirmó este jueves, en declaraciones a Europa Press, que iba a ser "lo más complicado" que iba a hacer en su vida.
Pasadas las 21.10 horas, Ordónez ha abandonado el centro en furgoneta y será de este modo este sábado cuando, en una rueda de prensa que se desarrollará en el hotel Canciller Ayala de Vitoria, valore el encuentro.
La reunión fue solicitada por Consuelo Ordóñez y autorizada por el Ministerio del Interior. Por su parte, Valentín Lasarte, cuando se le comunicó la pretensión de la víctima de entrevistarse con él, aceptó mantener la reunión.
Valentín Lasarte es uno de los aproximadamente 30 presos de ETA que cumplen condena en el centro penitenciario de Zaballa, en Álava, tras haber abandonado la organización y condenado la violencia.
La hermana de Gregorio Ordóñez, portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, es una de las víctimas que han solicitado reunirse con sus victimarios dentro del programa de reinserción del Gobierno central.
Hace unos días, Consuelo Ordóñez ya explicó que su intención era que Valentín Lasarte, que mató a su hermano en un bar del casco viejo donostiarra mientras comía, le pida perdón. "Yo voy a probar si realmente ese perdón me lo pide y, luego, si es verdadero", afirmó.
Encuentros restaurativos
Con éste son ya 14 los encuentros denominados 'restaurativos' que se han producido entre víctimas y presos de ETA arrepentidos. Estas reuniones comenzaron en febrero del año pasado a iniciativa de los presos de la llamada 'Vía Nanclares', reclusos arrepentidos y que se han desvinculado de la banda armada. El Gobierno vasco aceptó que se produjeran estas entrevistas.
Precisamente, el pasado 15 de junio, Roberto Manrique, una de las víctimas del mayor atentado de ETA, el de Hipercor de Barcelona, cometido en 1987 y en el que fallecieron 21 personas, se reunió con el recluso Rafael Caride Simón, uno de los autores de la acción terrorista.
A la salida de la entrevista, Manrique mostró su satisfacción y, aunque precisó que Caride no le había pedido perdón, sí le había expresado su pesar, y su arrepentimiento le pareció "sincero".