Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE, Podemos y Ciudadanos amenazan a Rajoy con el Constitucional por su rebeldía

Mariano Rajoy en el Congreso de los DiputadosEFE

PSOE, Podemos y Ciudadanos han coincidido este martes en amenzar al Gobierno en funciones presidido por Mariano Rajoy en acudir al Tribunal Constitucional si se mantiene en su "rebelión" frente a las Cortes e insiste en su rechazo a someterse al control de la Cámara.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces en la que toda la oposición ha respaldado que se cite a comparecer a los miembros del Ejecutivo pese a estar en su cargo de forma interina hasta que se nombre un nuevo Gobierno. Los principales grupos de la Cámara se han mostrado dispuestos a  promover que el Congreso lleve al Gobierno al Tribunal Constitucional si el Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy no reconsidera su "rebelión" frente a las Cortes y mantiene su rechazo al control de la Cámara.

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha asegurado este martes que su partido está dispuesto a promover que el Congreso lleve al Gobierno al Tribunal Constitucional si el Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy no reconsidera su "rebelión" frente a las Cortes y mantiene su rechazo al control de la Cámara.

En una rueda de prensa en el Congreso, Hernando ha explicado que los socialistas esperan que el Ejecutivo "recapacite", porque, de lo contrario, estaríamos ante "un conflicto de atribuciones y competencias sin precedentes durante toda la democracia española" que "no quedaría más remedio que resolver en el Tribunal Constitucional".

Según ha explicado, su grupo va a esperar a que la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, responda a la carta que le ha enviado el presidente del Congreso, Patxi López, solicitándole que el Ejecutivo cambie de opinión, se avenga a atender las peticiones de comparecencia que apruebe la Cámara y evite un "conflicto institucional grave" y sin precedentes.

Y si la 'número dos' de Rajoy contesta "negativamente", el PSOE llevará al Congreso "en ese mismo momento" una propuesta para que se acuda a los tribunales. "Si el Gobierno se rebela contra el Congreso de los Diputados, nosotros estamos dispuestos a defender la potestad y los poderes del Congreso e instar a la Cámara para que lo recurra ante el Tribunal Constitucional", ha dicho.

Rajoy puede terminar en los tribunales, "también" por esto

En todo caso, Hernando ha insistido en que espera que el Gobierno recapacite, se someta al control del Ejecutivo y no haya que acudir a la Justicia, porque no les gustaría que Rajoy "terminase su vida política en los tribunales, también por no comparecer en el Congreso".

Eso sí, y al margen de la respuesta de Sáenz de Santamaría, ha explicado que podrá demostrar su voluntad el próximo jueves, cuando el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, debería acudir a la comisión del ramo en la Cámara Baja, en virtud de la petición de comparecencia que registró el Grupo Socialista.

Ese día, ha remachado, se sabrá "hasta qué punto el Gobierno está desobedeciendo y rebelándose contra el Congreso". Pero, además, ha subrayado, habrá "más pruebas de si hay actos de rebeldía por parte del Gobierno" la próxima semana, ya que el Grupo Socialista ha solicitado la comparecencia del presidente en funciones para que dé cuenta de los últimos consejos europeos y del que habrá esa semana, y en el próximo pleno, para cuando "parece" que se va a aprobar una sesión de control.

"Llegado el día 30 a las nueve de la mañana, se abre la sesión y ahí no están los miembros del Gobierno o estando no responden, estaremos ante una auténtica rebelión del Gobierno frente a las Cortes", ha avisado.

Podemos apoyaría llevar al Gobierno al Constitucional

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso, Íñigo Errejón,  ha recordado que su grupo ya pidió la semana pasada retomar las habituales sesiones de control al Gobierno aunque esté en funciones, y ha informado de que, por ello, este martes se han mostrado a favor de que el Congreso vuelva a instar al Ejecutivo a reconsiderar su postura de no dar cuentas.

No obstante, aunque ha admitido que existe la posibilidad de llevar al Ejecutivo al TC si se sigue negando, tal y como ha plantado el PSOE, en Podemos no son "ingenuos" y creen que "cuando eso se resolviera, posiblemente ya se habrá resuelto también" la formación de gobierno.

"Estamos de acuerdo en ir al TC pero al mismo tiempo decimos que la judicialización de algunos asuntos políticos no siempre es el mejor camino para resolverlos. Más allá del dictamen jurídico, hay que exigirle al Gobierno y al PP que nos expliquen la cuestión política y esa es por qué no quieren comparecer", ha reclamado.

"¿Qué tiene que ocultar el Gobierno?"

Así, ha avisado de que el Gobierno en funciones puede aprovecharse de esta situación para usar "todas las argucias legales" y no acudir a dar explicaciones al Congreso, por ejemplo, sobre la posición que adoptará respecto al preacuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre los refugiados, o simplemente, sobre "por qué no quiere ir al Congreso a explicar lo que hace".

"Aunque el Gobierno esté en funciones, no es irresponsable. El legislativo tiene que seguir cumpliendo su función", ha demandado, para añadir que no entiende qué tiene que "ocultar" o "esconder" el Gobierno y el PP para negarse a someterse a sesiones de control. "Existe el riesgo de que el gobierno esté funciones para aquello que quiera", ha apostillado.

Ciudadanos advierte que habrá control "le guste o no" a Rajoy

También el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha defendido que Rajoy debe someterse al control parlamentario porque así lo exige la legislación española. "Eso es algo irrefutable e indiscutible", ha manifestado.

En concreto, el artículo 26.2 de la Ley de Gobierno establece que "todos los actos y omisiones del Gobierno están sometidos al control político de las Cortes Generales", y el artículo 66 de la Constitución señala que las Cortes Generales ejercen control a la acción del Gobierno sin distinguir si está o no en funciones.

Su decisión "no es aceptable"

En este sentido, el dirigente de la formación naranja ha puesto en cuestión las razones que esgrime el Gobierno para negarse a someterse al control del Congreso, que sostiene que no puede ser examinado por una Cámara de la que no tiene la confianza.

"Estas Cortes sí tienen la confianza de la soberanía nacional, de la que emanan todos los poderes del Estado y nos remitimos a la misma soberanía nacional", ha defendido Girauta, quien ha tachado de "idea peregrina" los argumentos del Gobierno para no rendir cuentas al Congreso.

"¿Cómo va a tener menos control un Gobierno que esté en funciones que un Gobierno en plenas funciones? A todos nos parece de una lógica aplastante salvo al PP", se ha quejado el parlamentario de Ciudadanos, para quien "no es aceptable ni desde el punto de vista normativo ni desde el punto de vista de la lógica" la posición del Ejecutivo.

Pide al Gobierno que salga de su "cerrazón"

Tras criticar el informe "de parte" elaborado por la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes, que es contrario a otro que realizaron los letrados del Congreso, Girauta ha advertido al Gobierno que será controlado por la Cámara Baja "le guste o no", es decir, porque atienda las razones dadas por los grupos parlamentarios y salga de su "absoluta cerrazón" o porque el Congreso acabe llevando el asunto al Tribunal Constitucional.

Una posibilidad esta última que, en opinión del portavoz parlamentario de Ciudadanos, el PP debería evitar sometiéndose al control del Congreso para no abrir "un conflicto de atribuciones" entre las distintas instituciones del Estado, un hecho "grave" y sin precedentes en la historia reciente de la democracia.