Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP saca adelante en el Congreso su reforma parcial de la ley del aborto

El Pleno del Congreso de los Diputados ha admitido a trámite la proposición de ley del PP para reformar parcialmente la vigente Ley del Aborto, y lo ha hecho con los votos del Grupo Popular, los seis diputados de Unió (UDC), el de Foro de Asturias y el de UPN, y sin el apoyo de cinco diputados del PP que han optado por el voto en contra, la abstención o no participar en la votación por discrepancias con la iniciativa.

En contra de la reforma se han pronunciado los diputados del PSOE, Izquierda Plural, UPyD, PNV, Esquerra (ERC), Amaiur, BNG y Compromís, mientras que los diputados de Convergencia (CDC) tenían libertad de voto y se han dividido. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha equivocado y ha votado a favor de la reforma que deplora su grupo.
Durante la votación han estado presentes la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y los ministros Cristóbal Montoro (Hacienda), Jorge Fernández Díaz (Interior), Ana Pastor (Fomento) y Alfonso Alonso (Sanidad), pero no el presidente Mariano Rajoy.
El PP planteó esta reforma vía proposición de ley en el Congreso, pues si hubiera sido a través de un proyecto de ley del Gobierno tendría que haber pedido informe a los órganos consultivos del Estado (Consejo de Estado y Consejo del Poder Judicial).
Se trata de la modificación de la Ley de Autonomía del Paciente para que la interrupción del embarazo vuelva a ser una de las tres excepciones en que las jóvenes de 16 y 17 años requieren del consentimiento paterno para someterse a un tratamiento, junto a las técnicas de reproducción asistida y los ensayos clínicos. En la actualidad, se les exige que informen a al menos uno de los tutores legales, salvo que demuestren "fundadamente" que existe un conflicto grave, como el maltrato.
En el debate, la portavoz adjunta del PP en el Congreso, Marta González, ha sido la encargada de abrir el debate y ha defendido, contra lo que vienen alegando las asociaciones provida, que la reforma parcial no valida el resto de la ley, sino que se actúa mientras el Tribunal Constitucional dirime porque se trata a su juicio de un tema urgente.
Reforma insuficiente
No todos en su grupo han estado de acuerdo y se han producido varios votos distintos. La concejala de Madrid Eva Durán, que acaba de anunciar su retirada de las listas por discrepancias con la selección de candidatos del PP, ha votado en contra. Los diputados José Eugenio Azpiroz, Lourdes Méndez y Javier Puente, que habían hecho pública su discrepancia, han optado por no participar en la votación sin apretar ningún botón. Tampoco ha votado el melillense Antonio Gutiérrez Molina, de fuertes convicciones religiosas.
Esta misma tarde, tres de estos diputados (Azpiroz, Méndez y Puente) enviaron un escrito a sus compañeros de bancada, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que en nueve puntos explican sus razones para no votar, aún sabiendo que probablemente serán sancionados por la dirección del Grupo Popular.
Asimismo, y desde que tras el verano el Gobierno decidiera retirar la reforma del aborto impulsada por Gallardón, han enviado hasta en dos ocasiones cartas al presidente del Gobierno instándole a ir más allá en la reforma, obteniendo "la callada por respuesta".
Votos a favor sin entusiasmo
En al menos una de estas cartas a Rajoy participaron el diputado del PP por Cantabria, José María Alonso, y el histórico parlamentario 'popular' Eugenio Nasarre, que este martes han votado a favor de las reforma.
Además, hay diputados del PP que han votado la propuesta, aunque consideran que no se trata de la mejor reforma y que se podría haber ido más allá, como por ejemplo ha defendido en Twitter la diputada Beatriz Escudero, quien la ha tachado de "insuficiente", si bien ha admitido que no puede apoyar que las menores aborten.
Igualmente, hay diputados que han participado en manifestaciones provida, como la pasada del 22 de noviembre convocada en defensa de la vida tras la decisión del Gobierno de retirar la reforma impulsada por Gallardón, y que este martes han votado a favor de la propuesta 'popular'. Se trata de los diputados Antonio Román (Guadalajara), Alejandro Fernández (Tarragona) y Rocío López (Toledo). En la manifestación de 2009 participó el actual ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que hoy ha apoyado la reforma parcial.
Ya no se debate hasta después de las elecciones
Como toda iniciativa legislativa que pasa a tramitarse en el Congreso, ahora se abrirá un primer plazo de 15 días prorrogables para que los grupos de la oposición presenten enmiendas de totalidad al texto, que requieren la presentación de un texto alternativo.
Tanto el PSOE como Izquierda Plural piensan utilizar esta vía, que exigirá un nuevo debate en sesión plenaria de la reforma. Eso sí, según los cálculos del PP, esa cita ya no será antes de las elecciones locales, pues los plazos de enmiendas se irán prorrogando hasta el 27 de mayo.
Después será el turno de las enmiendas al articulado, que habrán de ser debatidas en ponencia, comisión y de nuevo en el Pleno del Congreso, donde para su aprobación se precisa de un mínimo de 176 votos (mayoría absoluta), ya que tiene rango orgánico.
Posteriormente, pasa a tramitarse en el Senado y sólo volverá a debatirse en el Congreso si se produce algún cambio en la redacción. El objetivo del PP es que la ley esté en marcha a comienzos de verano.