Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso prevé someter a control parlamentario al nuevo Gobierno el 16 de noviembre

El Congreso de los Diputados prevé convocar para el próximo 16 de noviembre la primera sesión de control al nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, aunque los nuevos ministros podrían estrenar sus escaños en el banco azul del Hemiciclo un día antes, cuando comience el Pleno del Congreso de esa semana, el próximo programado.
Según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias, la Junta de Portavoces tiene previsto fijar en su reunión del próximo martes, día 8, el orden del día del que será el primer Pleno del Congreso al que asista el nuevo Gabinete y en el que pasará su primer examen.
Eso sí, está por ver si a esa primera sesión de control asiste el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya que justo esa semana tiene programada su asistencia a una cumbre en Marruecos.
YA HUBO UN REPARTO DE LAS PREGUNTAS
El pasado mes de septiembre, la Mesa del Congreso ya cerró un primer reparto del cupo de preguntas que corresponde formular a cada grupo en las sesiones de control. Según ese acuerdo, del total de 26 cuestiones, una decena se reservan al PP, seis al PSOE, cinco a Podemos, dos a Ciudadanos y una a Esquerra Republicana, PNV y el Grupo Mixto, respectivamente.
Respecto a la legislatura 2011-2015, el PP gana dos preguntas y Ciudadanos pierde una, mientras que el resto de grupos se queda con las mismas. En las últimas legislaturas, el grupo mayoritario no solía agotar su cupo y, desde 2004, con la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa, tampoco formulaba preguntas al jefe del Ejecutivo, una tarea de control que dejaba por entero en manos de la oposición.
CASI 400 DÍAS SIN CONTROL
El primer 'test' parlamentario de esta XII Legislatura tendrá lugar casi 400 días después de la última sesión de control que se celebró en el Congreso. En concreto, la última vez que la oposición planteó su ronda de preguntas orales a los miembros del Ejecutivo fue el 21 de octubre de 2015. Es decir, el Ejecutivo va a acumular 391 días sin someterse al control de la Cámara Baja.
La última sesión de control al Gobierno en el Congreso tuvo lugar una semana antes de que se disolvieran las Cortes por la convocatoria de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.
El nuevo Congreso se constituyó el 13 de enero de este año y en abril se llegó a convocar una sesión de control pero finalmente se suspendió ante la negativa del Gobierno a comparecer alegando que, al estar en funciones, no tenía por qué rendir cuentas ante una Cámara que no le había elegido.
En aquella ocasión, el entonces presidente del Congreso, Patxi López, dio un turno de palabra a los distintos portavoces para que protestaran por la ausencia del Ejecutivo, que tampoco acudió al Senado.
Y EL CONSTITUCIONAL SIN RESOLVER
La frustrada legislatura concluyó con la interposición por parte del Congreso de un conflicto de atribuciones ante el Tribunal Constitucional, respaldado por toda la oposición. El recurso se presentó el 2 de junio, fue admitido a trámite once días después, pero aún no ha sido resuelto por el Alto Tribunal.
Y tras las elecciones de junio, el Ejecutivo mantuvo el mismo criterio y se ha venido negado a someterse al examen de la oposición desde que el 19 de julio se constituyeran las Cortes. Sin embargo, a diferencia de en la anterior legislatura, en ésta ni siquiera se ha llegado a programar una sesión de control.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy tampoco ha respondido a ninguna de las preguntas que le han venido formulando por escrito los diputados de la oposición desde el pasado mes de enero ni ha atendido ninguna de las peticiones de documentación que se le han cursado.