Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso autoriza el aumento del contingente en Irak en 150 militares con el voto en contra de Podemos y ERC

A principios del año que viene habrá en el país árabe más de 500 efectivos españoles para entrenar al Ejército y la Policía
La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados ha autorizado este martes el aumento del contingente español desplegado en Irak, en el marco de la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico, en 125 militares y 25 guardias civiles.
Si actualmente ya hay desplegados en el país árabe 370 militares, a principios de año habrá en Irak unos 520 militares y guardias civiles que seguirán encargándose de la formación y adiestramiento tanto del Ejército como de la Policía locales.
La propuesta de incremento del contingente ha sido presentada por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ante la comisión del ramo en la Cámara Baja, donde también ha expuesto las líneas generales de lo que será su gestión al frente de este departamento.
La solicitud para aumentar los efectivos en Irak ha sido respaldada por 29 votos a favor de PP, PSOE, Ciudadanos, PNV, la antigua Convergència y UPN, mientras que ocho diputados --Podemos y ERC-- han votado en contra.
MÁS DE 6.000 MILITARES ENTRENADOS
Desde enero de 2015, más de 300 militares españoles han estado instruyendo a las brigadas del Ejército iraquí, capacitándolas para contener y debilitar al Estado Islámico. En este tiempo, estos efectivos han entrenado seis brigadas con más de 6.000 efectivos y algunas de estas unidades han participado en la recuperación de ciudades tan importantes como Ramadi. Actualmente participan en la ofensiva para reconquistar Mosul, la capital del 'califato' del grupo terrorista en Irak.
Los 125 nuevos militares se encargarán de tareas de seguridad en la base 'Gran Capitán' de Besmayah, donde se encuentra el grueso del contingente español, así como de labores de apoyo logístico, formación en desminado y sanidad militar, además de completar el adiestramiento del Ejército iraquí.
Asimismo, los 25 guardias civiles tienen la misión de entrenar a la nueva Policía iraquí que debe encargarse de la seguridad del país una vez se va expulsando al Estado Islámico y recuperando territorio, y así liberar al Ejército de esta tarea.
La autorización del Congreso es por un año prorrogable dependiendo de la evolución de la situación y las decisiones adoptadas junto con los aliados de España en el marco de la coalición internacional --de la que forman parte más de 70 países-- y en la OTAN.
RECUERDOS DE 2003
La misión en Irak, que este año ha costado 97 millones de euros, ha sido cuestionada por el portavoz de Podemos en la Comisión de Defensa, Juan Antonio Delgado, durante el debate para su autorización, ya que considera que esta solicitud de aumento en el contingente "no está suficientemente argumentada", algo que le recuerda a la intervención de España en la invasión de Irak en 2003.
A su juicio, el envío de más tropas al país árabe "no es la solución" para derrotar al Estado Islámico, sino que hay otros campos en los que se debería hacer más hincapié, como la lucha contra el abastecimiento de armas o atacar su fuente de financiación.
La ministra ha explicado que el objetivo de esta misión es "dotar a la zona de estabilidad" con el objetivo de que "los iraquíes se puedan gobernar a sí mismos y tengan seguridad y tranquilidad".