Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrigal propone equipos de fiscales, policías y técnicos para luchar contra la corrupción

Consuelo Madrigal, nueva fiscal general del Estado.EFE

La que será nueva fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, ha obtenido la idoneidad de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, ante cuyos diputados ha asegurado que el Gobierno no le ha exigido ni pedido "nada" salvo que aceptara el cargo. "Mi perfil no es político, es profesional", ha manifestado. Madrigal ha apostado durante su comparecencia por la creación de unidades de investigación en todas las fiscalías provinciales que, integradas por fiscales, policías y técnicos de Hacienda, Intervención General o del propio Banco de España, den apoyo para la investigación de causas contra la corrupción.

La creación de estas unidades de investigación, para las que según Madrigal tanto la Policía como la Guardia Civil tienen ya planes de integración de agentes que han puesto a disposición de la Fiscalía, será una de sus prioridades de ser designada.
Ha manifestado que, al igual que muchos de sus compañeros, comparte una visión de la Fiscalía que actúa bajo principios jerarquía y unidad de actuación y en ningún caso "teledirigida por el Gobierno". Para lograr una Fiscalía "autónoma y eficaz", Madrigal se compromete a dotar de medios a los fiscales.
Madrigal, que se ha dirigido a los diputados sin apoyar su discurso en ningún papel, ha insistido durante la que ha sido su primer intervención pública en la importancia de luchar contra el terrorismo internacional que supone una amenaza "muy grave e importante" y contra el fenómeno de la corrupción.
"Debemos trasladar al ciudadano que delinquir no es rentable y no habrá zonas de penumbra en las que se puedan agazapar quienes tratan de apropiarse del bien común", ha manifestado.
A preguntas de los parlamentarios, especialmente de Gaspar Llamazares de Izquierda Plural, Madrigal se ha referido a aspectos concretos de su vida privada como el hecho de no pertenecer a ningún partido político ni asociación de fiscales, pese a señalar que sería legítimo estar integrada en estas últimas y que así se lo recomienda a los nuevos fiscales para defender su representación en la carrera.
Madrigal, quien previsiblemente será nombrada en un próximo Consejo de Ministros una vez evacuado el trámite parlamentario, también ha manifestado que no pertenece a ningún movimiento religioso aunque se ha definido como "católica sin orgullo y sin vergüenza" y ha añadido que practica su religión en su parroquia más cercana.
SIN CUENTAS EN EL EXTRANJERO
También a preguntas de Llamazares Madrigal ha negado tener cuentas en el extranjero aunque dispone de dos con su marido, con quien comparte régimen de gananciales, en el banco más cercano. "Nunca he estado incursa en causa penal y no recuerdo si en algún expediente administrativo", ha precisado.
Durante el turno de réplica de su comparecencia en la Cámara Baja, que se ha visto interrumpida a las 12.00 horas para que los diputados participaran en el minuto de silencio por los atentados ayer en París, Madrigal ha reconocido que el Gobierno tenía a su alcance "un nombramiento diferente" como el de algunos "políticos que habrían estado dispuestos a aceptar el cargo o compañeros juristas de un perfil más político".
"Pero mi perfil no es político, es profesional, aunque me interesa la Historia y la Teoría Política que soy aficionada a leer", ha manifestado ante los diputados.
Por ello, ha respondido sobre "qué puede ver" en ella el Gobierno que ella cree que es la impronta que ha dejado tras 34 años en la Carrera Fiscal y que comparte con los parlamentarios su diagnóstico sobre el momento "delicado" en que nos encontramos, tras referirse varios de ellos al hecho de que el nuevo fiscal general tome posesión en pleno año electoral.
"Lo mejor sería que tuviéramos medios materiales y que pudiéramos trabajar ajenos a la contienda política", ha manifestado, para concluir que "la diferencia entre lo posible y lo imposible es un corazón dispuesto".
Sobre sistema de nombramiento del fiscal general y que sea el Gobierno quien lo elija ha recordado que es al Parlamento a quien corresponde modificarlo si así lo ve oportuno, y que le parecería más adecuado que fueran las Cámaras las responsables de esta designación.
Tras unas palabras sobre su antecesor, Eduardo Torres-Dulce, a quien ha calificado de "inteligente y brillante" y un "amigo" al que cuesta imaginarse plegándose ante las presiones, la que será previsiblemente primera mujer fiscal general en España ha incidido en que la complicación del cargo es la de sortear injerencias tanto de instituciones como de los medios de comunicación, y que tratará de hacerlo "con la garantía de la mayor preparación técnico-jurídica".
QUERELLA CATALUÑA
Posteriormente se ha referido a temas concretos que deberá afrontar como Fiscal General, como la querella presentada contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y otros miembros de su gobierno por organizar el denominado proceso participativo. A esta cuestión, que le fue preguntada por los diputados Joan Tarda (ERC) y Jordi Jané (CiU), Madrigal ha recordado que votó a favor de interponer esta actuación en la Junta de Fiscales de Sala que convocó Torres-Dulce a tal efecto.
"Todos vimos hechos constitutivos de delito y votamos a favor menos uno, que entendió que había procesales para no interponer la querella", ha precisado Madrigal, para añadir que la causa ha sido admitida por el Tribunal Superior de Cataluña y hay que esperar a ver cómo discurre la investigación para conocer cuál será la posición futura de la Fiscalía.
También se ha referido a las órdenes de detención de varios políticos de la época franquista dictadas por una juez argentina recordando que la propia Interpol ha manifestado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que no va a cursarlas porque contienen errores materiales.
De otros aspectos concretos, como la prisión permanente revisable incluida en el nuevo Código Penal o la posibilidad de que Interior pueda ordenar escuchas sin orden del juez (previsto en el Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal), Madrigal no ha querido pronunciarse hasta que no lo haga el Consejo Fiscal en sus respectivos informes técnicos.
POSTURA DE LOS DIPUTADOS
Ningún grupo parlamentario ha manifestado durante la sesión de este jueves su oposición al futuro nombramiento de Madrigal, siendo el grueso de las críticas para el sistema de designación previsto en la Ley. No obstante, la mayoría le ha advertido del delicado momento en el que se produce el relevo en la Fiscalía general y han exigido garantías de imparcialidad a la futura fiscal general.