Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso ofrece a Portugal una reunión parlamentaria bilateral, previa a la cumbre de Gobiernos de primavera

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha trasladado este jueves al presidente de presidente de la Asamblea de la República de Portugal, Eduardo Ferro, su decidida voluntad de que se pueda organizar una reunión parlamentaria bilateral previa a la cumbre hispano-lusa, prevista para la próxima primavera.
Así se lo ha hecho saber Pastor a su homólogo portugués durante la sesión de trabajo que han mantenido las Mesas de ambas Cámaras en la Asamblea lusa y que se enmarca en la visita oficial al país vecino que ha realizado entre el miércoles y el jueves el órgano de gobierno del Congreso.
Tras reunirse este martes con el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, y con el primer ministro, Antonio Costa, la Mesa del Congreso ha visitado este jueves la sede de la Asamblea portuguesa, donde ha sido recibida por la Guardia Republicana, según ha informado el Congreso en una nota de prensa.
Como es costumbre, Pastor ha firmado en el libro de honor de la Asamblea y ha invitado a su homólogo a visitar el Congreso
Diputados. Durante la reunión de las Mesas de ambas Cámara los representantes de los dos países han destacado la importancia de seguir estrechando los lazos entre los Parlamentos de los dos países para defender con más fuerza los intereses comunes en Europa.
Pastor ha remarcado la conveniencia de que pueda celebrarse esa cumbre parlamentaria previa a gubernamental para que los diputados de ambos países puedan seguir trabajando en asuntos de mutuo interés como la cooperación transfronteriza.
La cumbre hispano-lusa prevista para primavera será la vigésimo novena que celebren los gobiernos de ambos países y tendrá lugar en ambos Estados, según anunciaron el presidente Mariano Rajoy y el primer ministro portugués durante la visita a España de ése último el pasado mes de noviembre.