Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso acuerda celebrar su primer Pleno tras el 25S aunque continúan las discrepancias sobre el control al Gobierno

La Mesa del Congreso ha acordado este martes que el primer Pleno de la Cámara en esta XII Legislatura se celebre el 27 de septiembre, justo después las elecciones vascas y gallegas. Aunque no ha habido discusión sobre la fecha elegida para esta primera sesión, se ha vuelto a reproducir el debate sobre la necesidad de controlar al Gobierno aunque éste esté en funciones.
En su reunión, el órgano rector del Congreso ha aprobado por unanimidad el calendario de sesiones plenarias hasta finales de diciembre, cuando concluye, en caso de que no hubiera terceras elecciones, este primer periodo de sesiones.
Así, ha fijado el primer Pleno para el próximo 27 de septiembre. La fecha no ha suscitado debate entre los partidos representados en la Mesa (PP, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos) porque han decidido que la próxima semana se destine exclusivamente a la constitución del grueso de las comisiones parlamentarias, la de carácter legislativo.
Además, como viene siendo habitual, el Congreso suele dejar sin actividad parlamentaria la semana en la que tienen lugar procesos electorales, por lo que la primera fecha disponible para esa cita plenaria era el 27 de septiembre, dado que los vascos y gallegos están llamados a las urnas el día 25 de este mes.
En ese primer Pleno es más que previsible que los grupos de la oposición no puedan controlar al Gobierno de Mariano Rajoy, dado que el Tribunal Constitucional aún no ha resuelto sobre el recurso que el Congreso presentó la pasada legislatura acerca la decisión gubernamental de no ser 'examinados' en el Parlamento por estar funciones.
En todo caso, el PSOE, Ciudadanos y Podemos han reiterado sus posiciones sobre la necesidad de hacer una interpretación abierta de los informes jurídicos emitidos en la anterior legislatura, sobre la posibilidad de poder controlar al Ejecutivo sobre ciertos asuntos pese a su interinidad.
(((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)))