Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unidos Podemos pide en el Congreso 'liberar' a Melilla del título de 'Adelantada al Movimiento Nacional'

Unidos Podemos quiere 'liberar' a Melilla del título de 'Adelantada al Movimiento Nacional' que el régimen franquista le concedió en 1962 como premio por haber sido la avanzadilla del "golpe militar" de 1936 que dio origen a la Guerra Civil, dado que allí el pronunciamiento tuvo lugar el 17 de julio, un día antes que en resto del país.
Con el objetivo de que la Comisión de Defensa inste al Gobierno a dar los pasos necesarios en ese sentido, la diputada de Unidos Podemos y coportavoz de Equo, Rosa Martínez, ha registrado una proposición no de ley, a la que ha tenido acceso Europa Press.
En concreto, Martínez demanda que el Congreso emplace al Gobierno a anular el decreto de 1962 por el que el Ministerio de Gobernación concedió a Melilla el citado título y le dio permiso para incorporarlo al escudo de la ciudad.
Además, pretende que la Cámara inste al Ministerio de Defensa a dar las órdenes necesarias para eliminar y prohibir la mención de 'La Adelantada' en los cuarteles melillenses y en elementos tales como banderas, pendones, insignias y metopas y de cualquier otro tipo, con la única excepción de "actividades museísticas o exposiciones de carácter histórico".
UN 'MÉRITO' INDESEABLE
En la exposición de motivos de su iniciativa, la dirigente de Equo explica que la ciudad autónoma "ha ido arrastrando dicho 'mérito' indeseable hasta la actualidad sin que nadie reconociera el error histórico y el bochorno que ello supone para los ciudadanos de Melilla".
A su juicio, no tiene sentido mantener vigente un título que hace referencia a un "hecho infame" de la Guerra Civil y que, además, contraviene la Ley de Memoria Histórica. Por eso, plantea la oportunidad de "recuperar y reparar la dignidad de los habitantes de una ciudad" que, recalca Martínez, "nada tuvo que ver con el golpe militar del año 1936".
En este sentido, subraya que los militares que iniciaron el golpe en el Norte de África "procedían de todos los territorios del Estado", y que fueron precisamente los civiles melillenses los primeros que tuvieron que organizarse para defender la República y, por tanto, "los primeros en sentir la represión en sus carnes".
Así, señala que, según diversos estudios, en Melilla fueron fusiladas por los golpistas más de 200 personas y miles fueron llevadas a cárceles y campos de concentración por defender los valores democráticos.
"Por tanto, si fueron los melillenses adelantados en algo fue en la defensa de la República, lo que es justo y necesario reconocer el error histórico, proceder a la reparación moral y evitar en el futuro que ciertos elementos interesados utilicen ese recurso de la propaganda franquista", enfatiza Martínez en su iniciativa.