Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados los tres exdirectivos de Feval a ocho años y tres meses de prisión

La Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a los tres exdirectivos de Feval a ocho años, tres meses y un día de prisión por los delitos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento público.
Los tres acusados, el exdirector general de Feval José Luis Viñuela, el exsubdirector José Villa Habas y el exadministración Juan Francisco Cerrato, han sido condenados a idénticas penas de prisión, por debajo de las que pedía el Fiscal y la acusación particular, tras el juicio que se celebró entre los pasados 22 y 26 de mayo en la Audiencia Provincial de Badajoz.
En concreto, el juez les condena a cinco años, tres meses y un día de prisión para cada uno de ellos por un delito continuado de malversación de caudales públicos, y a otros tres de prisión por un delito de falsedad en documento público.
En la sentencia, recogida por Europa Press, el juez también condena a José Luis Viñuela y a Francisco Cerrato, como autores de un delito continuado de prevaricación, a diez años de inhabilitación especial "para todo empleo o cargo público en ente, sociedad o institución que gestione en todo o en parte caudales públicos, incluidos los electivos".
Además, y en concepto de responsabilidad civil, por el delito de malversación de caudales públicos, la sentencia condena a los tres acusados a indemnizar solidariamente a FEVAL con 201.644,47 euros, más sus intereses legales, que es la cantidad que, según el informe emitido por la Brigada de Blanqueo de Capitales, "a tal montante ascienden las cantidades en metálico distraídas por los tres acusados".
La sentencia además condena a cada uno de los tres acusados a pagar 4/18 partes de las costas, incluidas las de la acusación particular, mientras que el resto se declaran de oficio.
Finalmente, la sentencia absuelve a los tres condenados del delito de pertenencia a organización criminal, por el que la acusación popular, representada por el PP, pedía cinco años de prisión para cada uno de ellos.