Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a nueve meses de cárcel el joven que intentó extorsionar a David Bisbal con un teléfono

El Juzgado de lo Penal número 1 de Almería ha condenado a nueve meses de prisión a Óscar B.P. por un delito de extorsión en grado de tentativa después de que reclamase al cantante David Bisbal una cierta cantidad de dinero por recuperar una línea telefónica que el artista había dado de baja y que posteriormente le había sido adjudicada, de manera que la empleó para enviar y recibir mensajes, correos electrónicos y fotos del entorno del almeriense haciéndose pasar, en ocasiones, por el propio cantante.
El fallo, sobre el que cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Almería, ordena que se traslade testimonio al Juzgado de lo Penal número 1 de Vinaroz (Castellón) a los efectos de la revocación de la suspensión de la condena al penado, de 34 años y al que ya le constan antecedentes penales.
El juez Luis Columna consideró probado tras el acto de juicio celebrado el pasado día 23 y al que asistió el propio Bisbal para declarar en calidad de perjudicado que el acusado, al que le constan antecedentes penales, trató de "obtener un beneficio económico" tras recibir la línea telefónica que anteriormente pertenecía al almeriense, quien la dio de baja.
Así, en el mes de julio de 2015 se puso en contacto con varios "contactos íntimos" del cantante "con el fin de obtener información y fotografías íntimas" del artista así como de "otras personas conocidas", lo que "consiguió fácilmente".
Bisbal fue avisado "por varios amigos" de esta maniobra, de forma que a través de un allegado suyo intentó que el acusado le devolviera la línea "contestándole éste que quería dinero a cambio de ello, exigiendo dicha contraprestación" mediante mensajes y correos electrónicos, de forma que "en caso contrario divulgaría información comprometedora del cantante y otros famosos que había recopilado habiendo ya contactado con algunos medios de comunicación dispuestos a difundir dicha información".
El magistrado considera que esta situación provocó "una gran inquietud en David Bisbal", quien "no llegó a acceder a sus pretensiones", tal y como indicó él mismo en el acto de juicio. En sus fundamentos, el juez rechaza la tesis de la defensa, que alegó que por parte del acusado "nunca hubo ánimo de extorsionar" ante el "material probatorio" existente al respecto basado en los correos electrónicos, mails, fotografías y declaraciones de los testigos así como los de los agentes de Guardia Civil que llevaron a cabo el arresto del sospechoso.
"Las únicas intenciones del acusado era la de extorsionar al señor Bisbal Ferre", incide el juez en su sentencia, en la que apunta a los correos electrónicos en los que vierte amenazas sobre "difundir la información que está obteniendo, señalando de forma reiterada que tiene una información que le puede servir de mucho" al tiempo que presumía de tener "teléfonos de famosos" y "fotografías de ellos" y afirmaba que una cadena de televisión estaba "muy interesada" en adquirir el material.
El juez, que condena también al acusado al pago de las costas, hace referencia además a la petición "bastante prudente" que hace el Ministerio Fiscal y la acusación particular de nueve meses de prisión "atendiendo a la gravedad de los hechos enjuiciados", pues "aunque no se ha calificado el hecho como delito continuado, sí que ha habido perseverancia por el acusado en las peticiones de obtener un beneficio económico, así como que se trata de una conducta de cierta gravedad, por lo que siendo la posible pena a imponer, de seis meses a un año de prisión, consideramos que es adecuado ponerla en la mitad como solicitan las acusaciones".