Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Compromís pide a Pedro Sánchez un "gesto" para que Podemos aplace su moción y negociar otra con más apoyos

Reclama "generosidad" e "inteligencia" para lograr un amplio consenso en torno a un candidato que concite más apoyo para echar a Rajoy
El portavoz parlamentario de Compromís, Joan Baldoví, ha pedido este jueves al secretario general electo del PSOE, Pedro Sánchez, que haga un "gesto" mostrando su disposición a negociar con el resto de la oposición una moción de censura contra Mariano Rajoy, esperando que ese movimiento permita a Unidos Podemos dejar en suspenso la suya y abrir camino para buscar un acuerdo que garantice más apoyos.
En rueda de prensa en la Cámara Baja, Baldoví ha querido dejar claro que Compromís comparte los motivos de la moción de Unidos Podemos, cuyo debate está previsto para el 13 de junio, pero dado que no cuenta con el respaldo necesario para salir adelante, también ha reclamado a los de Pablo Iglesias que retrasen esa fecha hasta que el PSOE configure su nueva dirección.
La petición a Unidos Podemos es que retrase la discusión de su moción, pero en la práctica supondría una retirada porque el escrito registrado ya está calificado con un candidato concreto, tiene ya fecha de debate y además su procedimiento se activó con la apertura de un plazo para registrar mociones alternativas.
Teniendo en cuenta que el debate de la moción de Iglesias se ha fijado para tres días antes de que arranque el congreso del que saldrá la nueva cúpula socialista, Baldoví entiende que el primero en mover ficha debe ser Sánchez, abriéndose a estudiar la posibilidad de buscar acuerdos para censurar a Rajoy.
En este sentido, el diputado valenciano ha pedido a Sánchez que sea "coherente" con su discurso de campaña, que se ha centrado en criticar la abstención de su partido en la investidura de Rajoy, y abra una puerta a la posibilidad de negociar una nueva moción, en lugar dejar que Rajoy "gobierne tranquilamente". A su juicio, la disposición del PSOE a abstenerse en la moción de Unidos Podemos, podría interpretarse ya como un buen paso de "vamos a empezar a hablar".
Baldoví ha hecho hincapié en que Compromís ha lanzado sus peticiones al PSOE y Podemos sin hablar con los líderes de estos partidos. Su intención se trasladársela personalmente a Sánchez y su portavoz parlamentario provisional, José Luis Ábalos, y ha intentado contactar con Irene Montero, pero no le ha sido posible, de momento. Sí ha hablado con el portavoz de En Comú, Xavier Domènech, quien le ha contestado que "están a la espera de que el PSOE haga algún gesto".
LA APOYARÁN EN CUALQUIER CASO
Tras insistir en que Compromís actúa "de forma autónoma" y no pretende facilitar a Unidos Podemos la retirada de su moción, ha dejado claro que si los de Iglesias desoyen su demanda y siguen adelante con su iniciativa, los cuatro diputados de su formación la apoyarán "por coherencia" y dando por hecho que en su programa incluirá soluciones para la situación que vive la Comunidad Valenciana.
Pero Baldoví se ha afanado en defender que si la mayoría de la oposición "comparte los motivos de la moción de censura" de Unidos Podemos, pero discrepa de Iglesias como candidato, "lo lógico" es buscar a una persona de consenso. Compromís ya pidió a Unidos Podemos que presentara a un independiente como candidato.
"Hay que trabajar de manera generosa e inteligente para sacar a Rajoy de la Moncloa", ha dicho, incidiendo en que la búsqueda de acuerdos para una moción que genere más consensos y con más posibilidades de salir adelante "obligaría a definirse a todos los grupos" que tendrían que elegir entre "abrir de verdad una nueva etapa" o dejar que el líder del PP "gobierne plácidamente" y sólo con "algún sobresalto" puntual.