Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colau pide al Govern que "no traslade sus obligaciones y compromisos" del 1-O a ayuntamientos

Exige a los partidos que "dejen de hacer peticiones partidistas de algo que no se ha concretado"
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha exigido este jueves a la Generalitat que "no traslade sus obligaciones y sus compromisos a los ayuntamientos" con el referéndum que prevé celebrar el 1 de octubre, y que primero lo convoque y explique los detalles de la votación.
"Después, estaremos encantados de facilitar la participación en la medida que sea posible", ha asegurado Colau preguntada por los medios en rueda de prensa por las críticas a su postura de la exconsellera de Presidencia y vicepresidenta del PDeCAT, Neus Munté, quien ha indicado que le haría ilusión ser alcaldable de la capital catalana.
Munté ha tachado de "terrible" la postura de Colau y su equipo respecto al referéndum, y ha vaticinado que la presión será total y absoluta por parte de los independentistas, y que puede quedar en una situación complicada desde el punto de vista de la credibilidad.
Como ya ha criticado el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, Colau ha exigido a todos los partidos que "dejen de hacer una instrumentalización del Ayuntamiento y dejen de hacer peticiones partidistas de algo que no se ha concretado", ha dicho junto a la concejal Mercedes Vidal.
"ARMA ARROJADIZA ENTRE PARTIDOS"
Preguntada por la negativa de BComú ante la petición que el grupo Demòcrata preveía llevar al pleno para poner locales electorales a disposición del Govern, ha resaltado que iban a votar en contra como también lo harán con una propuesta de Cs contraria al referéndum y lo hicieron con una similar del PP, dado que todavía no se ha convocado ni tienen detalles.
Ha recordado que en Barcelona existen problemas en ámbitos como la vivienda, infraestructuras y sanidad, por lo que ha pedido a los grupos municipales llevar al pleno asuntos que afecten a la ciudad y que aborden el 1-O "cuando haya elementos concretos a considerar y no sea un arma arrojadiza entre partidos".
Colau ha insistido en facilitarán movilizaciones por el derecho a decidir y la participación ciudadana siempre que no se ponga en peligro a ningún funcionario ni a la propia administración, y ha reiterado que el Ayuntamiento todavía no ha recibido ningún requerimiento específico de la Generalitat.