Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP aprueba en solitario la reforma del Código Penal

Los asesinatos más graves, los de menores, por ejemplo un caso como el de José Bretón, podría ser condenado con la prisión permanente revisable: una nueva pena que posibilita la condena de por vida, aunque prevé que se revise a los 20 o 25 años de cumplimiento. El Gobierno lo ha aprobado a pesar de tener a toda la cámara en contra. Además amplía los casos en que se puede aplicar la libertad vigilada. Un codigo penal más duro con los desórdenes públicos y que convierte un 60 por ciento de las faltas en delitos. El hurto, por ejemplo, pasa a ser castigado con penas de prisión aunque lo sustraido no supere los 500 euros.