Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos dirá 'no' en la primera votación pese a que valora los "gestos" de Díaz

Mitin de Juan Marín en Vélez-MálagaEFE

El presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos (C's), Juan Marín, ha anunciado que su formación dirá 'no' en la primera votación para la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, pese a valorar los "gestos" que la socialista ha tenido con esta organización durante su discurso, especialmente en materia de corrupción, al haberse incluido medidas del decálogo planteado.

En su intervención en la segunda sesión del debate de investidura ante el Pleno del Parlamento, Marín ha dicho que el programa que ha defendido Díaz es el del PSOE-A y no el de Ciudadanos y que eso hace que su formación vaya a votar 'no', aunque reiteran su disposición a alcanzar acuerdos puntuales durante la legislatura si consigue los apoyos para ser investida presidenta de la Junta.
Marín ha asegurado que el "espíritu" de su formación es el de arrimar el hombro y no ser una oposición "que solo se dedique a poner piedras en el camino". No obstante, ha subrayado que el escenario actual, los datos "desoladores", las políticas que han llevado a Andalucía a la situación en la que se encuentra en estos momentos y las promesas "incumplidas" les hacen ser "desconfiados".
Junto a ello, el dirigente de Ciudadanos ha dicho que su formación ha echado en falta distintas cuestiones en el discurso de Díaz, entre las que ha mencionado propuestas para agilizar la justicia, la limitación de ocho años de mandato tanto al frente de la Presidencia de la Junta como de las consejerías o la financiación de los ayuntamientos.
Asimismo, Juan Marín se ha mostrado en contra de la propuesta de Susana Díaz de que haya una segunda vuelta en las elecciones, una iniciativa que, a su juicio, solo tiene como objetivo "blindar al bipartidismo".