Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera solo negociará la investidura de Díaz si Chaves y Griñán dejan sus escaños

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que sólo negociará la investidura de la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que obtuvo 47 escaños en las elecciones de este domingo, si los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñan, dejan su escaño. "Ciudadanos no va a bajar su listón ético para que Díaz sea investida", ha dicho en declaraciones en El Programa de Ana Rosa. Por otro lado, el cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones, Juan Marín, ha subrayado más bien que el PSOE no necesitará sus votos si el PP se mantiene en su intención de dejar gobernar al partido más votado.

Rivera ha remarcado que el cabeza de lista de Ciudadanos en las elecciones andaluzas, Juan Marín, está de acuerdo con esta decisión, ya que uno de los ejes fundamentales de su programa era el pacto anticorrupción y, por este motivo, exigen a Díaz que lo cumpla y mande a "Griñan y Chaves a casa" para poder hablar.
Así, en una entrevista en El Programa de Ana Rosa de Telecinco, el líder de Ciudadanos ha reconocido que, a pesar de que no estará en el Gobierno de Díaz, si podrán "hablar de cosas concretas" en las que "puedan estar de acuerdo" durante la legislatura. "Vamos a estar en la oposición y a partir de ahí vamos a proponer una serie de temas", ha dicho.
"Nosotros podemos conseguir más cosas sin gobernar durante  cuatro años que el PP durante 30 años de oposición", ha asegurado, apostillando que este nuevo mapa político en Andalucía muestra que "se ha acabado la prepotencia de la mayoría absoluta".
En este sentido, ha subrayado que hay que reconciliar a los españoles con las instituciones y que, a pesar de que el "PP y el PSOE han hecho muchas cosas mal", "habrá que dialogar" en esta nueva política que, a su juicio, comienza en Andalucía y se extenderá a nivel nacional.
"Esta es la ruptura con quienes han generado bandos a navajazos por si habíamos nacido en Barcelona o Madrid o si nos llamábamos Albert o Pepito", ha añadido en referencia a las declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. A su juicio, el resultado pone en relieve que los ciudadanos con sus votos "han pasado por delante de algunos del PP que piensan que los españoles juzgan a la gente dependiendo de dónde hayan nacido".
Asimismo, ha recordado que algunos de sus líderes le han llamado "de todo" durante esta campaña electoral y él nunca les ha insultado, bromeando con que como mucho se ha hecho una fotografía con naranjito.
El cabeza de lista de Ciudadanos, Juan Marín, ha dicho que Díaz "no va a necesitar estos votos para ser investida presidenta si el PP confirma lo que dijo en campaña, que gobierne la lista más votada. Si es así Susana Díaz no va a tener ningún problema a la hora de ser investida".
No obstante, ha recordado que Ciudadanos ya dejó claros cuáles son sus planteamientos y condiciones. Y, de cara a la gobernabilidad durante la legislatura, ha insistido en que su partido no quiere "romper Andalucía ni muchísimo menos" sino que si el PSOE no alcanza un pacto estable con nadie Ciudadanos está dispuesto al diálogo "para cuestiones que sean de interés para todos los andaluces".
Marín ha distinguido esos acuerdos puntuales de lo que sería un pacto de Gobierno que, a su juicio, en la última legislatura, en la que IU ha apoyado al PSOE, ha quedado demostrado que "no lleva a ningún sitio".
De hecho, ha insistido en que su partido no entrará en el Gobierno andaluz, ni ahora ni después de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, porque ese es su compromiso con los andaluces. "No vamos a romper esa confianza a cambio de estar en la Junta", ha asegurado.