Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Círculo Balear avisa a Palma y Calvià de que el TSJPV ha anulado una normativa lingüística "igual" que las suyas

La Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB) ha avisado a los ayuntamientos de Palma y de Calvià de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha anulado la normativa lingüística de Guipúzcoa por "el que el conocimiento de la lengua vasca resulta obligatorio" para "poder contratar con la Diputación y sus organismos autónomos".
Según explican desde la asociación, la sentencia anula la normativa que obliga a contratistas y adjudicatarios a cumplir con una serie de condiciones lingüísticas para poder contratar con la administración pública. "Se trata de la misma normativa que en Baleares han aprobado los consistorios de Palma y Calvià gobernados por el PSIB", señalan.
La sentencia del TSJPV también argumenta que la imposición de la lengua regional "soslaya el derecho" de los contratistas a la elección del idioma y resulta "incompatible con el régimen jurídico de la contratación pública". "Lo que es perfectamente aplicable a la imposición del catalán en Baleares", indican desde la formación en un comunicado.
Sobre todo, señalan, cuando el "tribunal reconoce el tratamiento discriminatorio" que reciben los castellanoparlantes respecto a la comunicación institucional, la edición de publicaciones y el acceso a Internet".
De esta manera, la FNCB recuerda que "la exigencia del uso del vascuence como condición para la percepción de subvenciones o la contratación de cualquier tipo de obra o servicio fue implantada por el partido proetarra Bildu".
En Baleares, "ha sido el PSIB con el apoyo de los separatistas de MES y Podemos" los que han aprobado "la misma normativa para el ayuntamiento de Palma y el de Calviá, en Mallorca". Así, la entidad confía que con esta nueva sentencia se respeten los derechos y libertades lingüísticas.
El presidente de la FNCB, Jorge Campos, considera que "el PSIB vuelve a quedar en evidencia por su radicalismo catalanista que incluso le lleva a seguir la política lingüística de Bildu".