Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes no ha intervenido en la moción porque ha preferido "preservar la dignidad" de su Gobierno y de su Grupo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tenía previsto intervenir en el debate de la moción de censura que Podemos ha puesto contra ella, pero ha decidido no hacerlo porque ha visto "más importante preservar la dignidad" de su Gobierno y Grupo Parlamentario, cuyo portavoz había sido acusado de pasar de "robar a regenerar".
Casi al termino del debate, el secretario general de Podemos Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, ha llamado "McCarthy" al portavoz de PP, Enrique Ossorio, y ha preguntado cómo van a pensar que "pase de robar a regenerar la democracia" una persona "que lleva toda la mañana leyendo y dice que improvisa".
Después de estas declaraciones Ossorio ha amenazado con irse si Podemos no retiraba esas palabras, pero Espinar no ha accedido y toda la bancada popular ha abandonado el hemiciclo.
A este respecto, Cifuentes ha explicado que tenía previsto intervenir, pero "cuando el debate ha llegado ya a un nivel de fango, de insulto, de descalificación" le ha parecido que "estaba terminado" y que nada de lo que ella dijera podía aportar "porque para poder hablar tiene que haber una persona o personas dispuestas a escuchar".
"Estábamos ya en un nivel de descalificación, de insulto, que era más importante en ese momento preservar la dignidad del Grupo Parlamentario, de los diputados del grupo parlamentario y del propio Gobierno", ha señalado.