Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes niega un "encontronazo" con Revilla y destaca el "buen tono" del cónclave

Dice que no se ha sentido "en absoluto" sola en el debate sobre la armonización fiscal
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha negado este martes haber tenido un "encontronazo" con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en la Conferencia de Presidentes y ha destacado el "buen tono" y la "voluntad de diálogo" que ha reinado en el cónclave
"No ha habido ningún encontronazo, en absoluto un encontronazo", ha asegurado la presidenta autonómica en rueda de prensa en el Senado donde, en el seno de la Conferencia de Presidentes, Revilla ha afeado a Cifuentes que se jacte de bajar impuestos por hacer una buena gestión cuando, a su juicio, ser la capital de España le reporta mayores ingresos que le permiten la bonificación de impuestos como el de Sucesiones y Donaciones que está gravado en otras regiones
Según ha explicado la presidenta autonómica, en la reunión Revilla ha planteado "muchas cosas" y en lo que concierne a la Comunidad de Madrid ha destacado "las ventajas que puede tener para una comunidad como Madrid la capitalidad" en aspectos como la fiscalidad o la solidaridad entre regiones.
Ella, ha continuado Cifuentes, le ha contestado "con toda tranquilidad" diciendo que Madrid es la comunidad más solidaria, y que aporta el 78 por ciento del Fondo de Garantía de los Servicios Públicos.
"La solidaridad de los madrileños es algo que nadie puede poner en duda", ha indicado para añadir que es algo que queda "fuera de toda discusión".
Al margen de la cuestión de fondo de la solidaridad entre regiones, Cifuentes ha insistido en que "al margen" de que haya habido intervenciones "más o menos vehementes" y de que haya habido debate, porque no todos están de acuerdo en todo, se han aprobado unas resoluciones y ha reinado el buen tono.
"Si con algo me quedo de esta conferencia es con que el tono en todo momento por parte de todos ha sido absolutamente bueno, de diálogo y de intentar llegar acuerdos", ha remarcado.
NO SE HA SENTIDO SOLA EN EL DEBATE SOBRE ARMONIZACIÓN FISCAL
La dirigente madrileña ha asegurado que no se ha sentido "en absoluto" sola en el debate sobre la armonización fiscal entre las diferentes comunidades, y preguntada por las palabras de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha asegurado haber visto a la defensiva a Cifuentes al defender una baja fiscalidad, ha precisado que ha sido el presidente de Asturias, Javier Fernández, el que ha planteado la posible subida de impuestos y ella le ha contestado a él.
"Es la presidenta de Andalucía la que no se tiene que sentir siempre aludida. En mi intervención estaba contestado al presidente de Asturias", ha recalcado.
No obstante, ha considerado que "lo importante" es que se ha "debatido y dialogado pese a que tienen posiciones diferentes porque pertenecen a diferentes partido".
LOS IMPUESTOS "MÁS BAJOS POSIBLES"
En este punto, ha recordado que en Madrid ella se ha comprometido a no subir impuestos y ha defendido que en una economía que está saliendo de la crisis y empezando a remontar los impuestos deben ser "los más bajos posibles" .
"Ese es nuestro modelo: la fiscalidad más baja de toda España y mal no nos va", ha destacado Cifuentes, quien ha señalado que respeta si en otras comunidades quieren subir impuestos y que paguen los ciudadanos, pero su concepto de política fiscal pasa por que los impuestos son "recaudatorios no confiscatorios".
Así, ha dicho que en lugar de subir impuestos prefiere rebajar la administración como ha hecho en la Comunidad, que sólo cuenta con siete consejerías y donde se ha reducido entre un 19 y un 200 por ciento los altos cargos y puestos de libre designación.
Al igual que ha hecho esta mañana, ha rechazado la armonización fiscal argumentando que se parte de una base en que se reconoce la asimetría fiscal a algunas comunidades autónomas. Además, ha señalado que a las comunidades del régimen general se les da "gran capacidad" para poder autorregularse y poder decidir si subir o bajar los impuestos.
Por último, ha apuntado que "cuando se habla de armonizar hay muchos tipos" porque se puede elegir armonizar para subir impuestos o hacer como en la Comunidad de Madrid, donde hay una fiscalidad reducida.